¿Por qué se caen los aviones?
Si nadie sabe
al fin y al cabo
del infortunio del simple mortal.
Será dios que sabe
lo que hace
y entonces concluiré
en que ese dios es un forro
en que baja de un hondazo
a consciencia
un avión habitado
para qué, digo yo
para darle una lección a alguien
a quién
para lucirse una vez más
para cerrar el año con una joyita
como si nos hiciera falta
otro titular funesto desgarrador
para controlar qué sé yo
la superpoblación
como si setenta tipos sobraran
en el mundo
y mediante su destrucción total o parcial
volveríamos a la normalidad
a ser los millones que éramos
hasta hace unas cuantas horas.
Será la magia que sabe
el azar
la mala suerte
las cosas de la vida
del destino
del futuro
de lo incierto
si fuese una persona
diría “no sé
porque sí”
y seguiría fumando su pucho
mirando lejos
como cuando le pregunté a tu vieja
si sabe por qué se caen los aviones
me respondió eso
y siguió jugando al candy crush.

Escrito por Mere Echagüe

Oriunda de Posadas, provincia de Misiones, Argentina. Tiene 30 años y es fanática de helado de banana split. Traductora Literaria de inglés, a veces juega a ser escritora. Sus objetos favoritos del mundo son la camisa roja a la que le falta un botón y el reloj que le regaló algún enamorado adolescente. Sus textos, en general, se basan en sueños que sueña cuando tiene sueño, en los seres animados o inanimados que se cruzan en su camino, o en situaciones que nada tienen de especial, salvo algún que otro detalle. Es actriz y maradoneana. En noviembre de 2016 publicó su primer poemario 'Canción de Aire' de la bonachona mano de la editorial Modesto Rimba.