Cuando hablamos de David Bowie, sin duda, pensamos en el auténtico poder de un icono, un mito de la cultura pop que revolucionó los campos de la música, la moda y el cine. Lo cierto es que durante más de cinco décadas Bowie influyó a millones de personas y artistas convirtiéndose en un claro referente mundial cuya marca está más vigente que nunca.

El pasado sábado  12 de agosto asistí a la espectacular exposición DAVID BOWIE IS llevada a cabo en el Museu del Disseny de Barcelona. Esta exposición ofrece una auténtica muestra de más de 300 objetos exclusivos que integran la esencia de la trayectoria del artista. En ella podemos ver los vestuarios originales que David Bowie llevaba en sus actuaciones y en los videoclips, las letras manuscritas de sus canciones, fotografías, las carátulas de sus discos… una gran variedad de objetos que recogen el poder del impacto y la influencia artística del músico.

Y es que David Bowie logró crear a lo largo de su carrera una marca que lo diferenciaba y que tenía que ver con su modo particular de concebir el arte. Ya en el año 1969 su canción “Space Oddity” fue utilizada por la cadena de televisión BBC para musicalizar la llegada del hombre a la luna. No obstante, Bowie no se convirtió en una auténtica superestrella de la música hasta el año 1972 cuando se adaptó al glam-rock y creó su álter ego Ziggy Stardust, un ser andrógino que mezclaba la música con la interpretación teatral y que utilizaba grandes cantidades de maquillaje y una increíble variedad de vestimentas llamativas. De esta era destacan sencillos como “Starman” y trabajos discográficos como “Aladdin Sane”.

Bowie experimentó posteriormente con sonidos soul y funk y en el 1975 despuntó de nuevo con el sencillo “Fame” que compuso junto a John Lennon y alcanzó el número 1 en los Estados Unidos. Bowie volvió a sorprender en 1976 con la creación de su nuevo personaje El Duque Blanco que se dio a partir del disco “Station to Station” que fusionaba sonidos rock, soul, art-rock y vanguardia. Destacó en 1977 el trabajo discográfico “Heroes” que pertenece a la trilogía de Berlín y donde Bowie experimentó con sonidos ambientales y electrónicos.

En 1980 llega el sencillo “Ashes To Ashes” cuyo vídeo musical fue de los primeros en emitirse en la cadena MTV. Sin embargo, Bowie alcanzaría el mayor éxito comercial en 1983 con “Let’s Dance” y colaboró junto a Queen en el tema “Under Pressure” que pasó a ser un clásico en la historia de la música. La faceta interpretativa de Bowie se desarrolló sobre todo en los años 80 destacando como actor en películas como “Dentro del laberinto” (1986) o “La última tentación de Cristo” (1988).

En el año 1989 David Bowie crea el grupo Tin Machine con el que graba dos Lps, pero el grupo se disolvió en 1992. Bowie reprende su carrera como solista y salen a la luz distintos discos entre los que cabe mencionar “Earthling” (1997) o “Heathen” (2002).

El último disco de Bowie “Blackstar” salió a la venta el 8 de enero de 2016, justo tres días antes de producirse la muerte del artista quien padecía un cáncer desde hacía tiempo. Los últimos vídeos musicales de Bowie han sido muy analizados y comentados, pues albergan un gran número de imágenes sorprendentes, oscuras y significativas. El hecho de que Bowie fuera un amante de la ufología y que posiblemente estuviera relacionado con el ocultismo no hace más que incrementar el mito de su figura artística.

Lo verdaderamente sorprendente es la capacidad de reinventarse que tenía Bowie a lo largo de todas sus etapas. Incluso al final de su vida logró postularse como un  referente que dejó una huella, un mensaje trascendental en la humanidad. Bowie rompió con los patrones de la música y la moda, fue un maestro de la reinvención y experimentó con muy diversos estilos musicales.

Muchos son los artistas que han sido influenciados por David Bowie en distintas épocas como Pink Floyd, Marilyn Manson, Nirvana, Radiohead, Lady Gaga… El impacto de Bowie en la música y en la cultura popular es evidente, su influencia sigue latente como nunca a día de hoy. El poder del icono seguirá sacudiendo aquellas almas que entren en contacto con el mundo que creó uno de los más grandes genios de la expresión artística.

 

Escrito por davidsoley

Graduado en la carrera de Lenguas y Literaturas Modernas por la Universidad de Barcelona. En 2016 sale a la luz mi disco de poesía musical "La llave del espíritu". Premio Hermes de Creu Coberta de Barcelona por el cortometraje "Le petit Patrick" en el que he sido actor y coguionista.