I

Chorrea la gota roja

arde en un bar maloliente

de una noche borrosa

donde un punk rock suena fuerte

 

Chorrea un rojo sangre

sangre manzana pecado

rugen narices del hambre

suenan dientes apretados

 

Con un suspiro termina

cincuenta y nueve segundos

dura la adrenalina

 

en un minuto me hundo

ni vela ni cocaína

esto es el fin del mundo.

 

II

Paredes erguidas hasta

que el cuore fuego calor

carbonice toda el asta

y muera por fin este amor

 

Al alba un sagrado grito

es su fin y es su comienzo

entre pieles vive el rito

entre almas en ascenso

 

Un día más atraviesa

sin preguntar hasta cuándo

tanta lágrima chorreando

 

colmado de risa y llanto

sentires de todos tanto

cada orgasmo una certeza.

 

III

Dicen que dicen las malas

lenguas que nunca descansan

que no hay que apagar velas

que con un soplo no alcanza

 

Dice que dice la vida

que en su último suspiro

se escapa el alma volando

se cae el cuerpo rendido

 

Al apagarse aparecen

de este pabilo que somos

humito blanco y sollozos

 

venimos y vamos solos

nos consumen los esbozos

de una llama que perece.

Escrito por Mere Echagüe

Oriunda de Posadas, provincia de Misiones, Argentina. Tiene 30 años y es fanática de helado de banana split. Traductora Literaria de inglés, a veces juega a ser escritora. Sus objetos favoritos del mundo son la camisa roja a la que le falta un botón y el reloj que le regaló algún enamorado adolescente. Sus textos, en general, se basan en sueños que sueña cuando tiene sueño, en los seres animados o inanimados que se cruzan en su camino, o en situaciones que nada tienen de especial, salvo algún que otro detalle. Es actriz y maradoneana. En noviembre de 2016 publicó su primer poemario 'Canción de Aire' de la bonachona mano de la editorial Modesto Rimba.