Todo el que quiere nacer, antes debe destruir un mundo

                                                                                 (Demian,     Herman Hesse)


Edwin Paredes, poeta lojano, en su plaquette “Alegorías de la ceniza” (Editorial-Viz-k-cha, Loja-Ecuador, 2017) crea un universo caótico dividido en tres actos que describen la destrucción del sujeto y toda la realidad que conoce, con la finalidad de renacer-se en seres de luz.
Es innegable la intertextualidad presente en este poemario, pues cuenta con dos epígrafes en su inicio, elementos visuales utilizados en la poesía contemporánea, números en lugar de letras, que dejan en evidencia las influencias de las que se vale este autor para definir su propia visión del quehacer poético.
El poema empieza con un aforismo que advierte la sabiduría del juego es la justicia del juicio, sentencia que se cumple a medida que lo inmaterial cobra vida haciéndose fuente y verbo del poema, en donde el ser es apenas el observador de su propia suerte sentenciada a la ruina.

Besa la ceniza de esta gárgola
que ve en el espejo al origen de su destrucción
y lo cubre por miedo a amarse
como se aman los imberbes

A medida que el poema avanza, los versos toman tintes apocalípticos y proféticos (no importa mi voz de muerto/ ni una sola piedra se mantendrá en pie/ la espuma no dejará de herir al mar en busca de libertad/ ni estas frases remendará tu carne/ ni abrirán tus puertas de acordeón/ para que las serpientes vuelvan a contarte al oído/ que el mundo es un cascabel azul/), el sujeto lírico se convierte en el creador de sí mismo; para hacerlo, el autor cambia de segunda a primera persona, apuntando en contra de ese artefacto que a veces es un nosotros, un yo, una mujer , un ser sin sexo definido que utiliza para cumplir la justicia del juicio.
En el segundo acto el aforismo la inquisición se mimetiza en la imaginación, da cuenta que ese imaginario del que nos nutrimos para enfrentarnos a lo desconocido, es nuestra principal condena. Ese imaginar que detrás de cada rostro, hay un ser buscándose a través del anonimato de su propia identidad, un ser que debe exterminarse para reconocerse

Imagina
CHASQUEAR LOS DEDOS PARA QUE EL HOLOCAUSTO CONTINÚE
ENCONTRAR TUS PIEZAS EN MIS FRAGMENTOS PSICÓTICOS Y
DESCONOCERTE


Finalmente, en el tercer acto el aforismo destruirse para reconstruirse en un ser de luz el autor invita a habitar el caos a construir-se a partir de los propios desechos, a ser parte de ese segundo infinito de la muerte, mientras nos alimentamos de la sangre fría de los caimanes que hemos liberado de nosotros mismos.

cuando la tormenta resplandezca
en la hecatombe
[[[[[[[[[—–on—–]]]]]]]
y desayunaremos caimanes
¨


Sobre el autor:

Edwin Paredes (Ecuador-1988). Miembro del Taller “Pa´labrar” CCE Loja, Pertenece al círculo poético HABEMUS POESÍA. Es subcoordinador del Colectivo de Arte y Cultura LETRA FUEGO. Ha participado en recitales poéticos en Loja: Ciclo de Poesía Señor Gagón, Mymetyk, Poesía Brutal, “No somos fábulas ni gallinazos en pijama”; en el Cantón Calvas (Pinceles Insurgentes II) y en Paltas (Noche Cultural). Su poesía aparece en cartoneras locales tales como: “Demolición” y “Grito Insurgente”, en la Antología Artística WIWASAPA (Cuenca) y en la antología de Editorial casa verde. Ha publicado también su poesía en blogs y revistas digitales como: Espora, Cromosoma Lunático .  Publicó dos muestras impresas de su poesía “Escapando de la Noche y su Muerte” (2016) y Alegorías de la Ceniza (2017)

Escrito por Sara Montaño Escobar

Sara Montaño Escobar (Loja-Ecuador, 1989). Licenciada en psicología general. Sus poemas se encuentran en revistas de Ecuador, México, Venezuela, Argentina, Colombia y España. Parte de la Antología de poesía y relatos publicada por el Municipio de Loja (2017). Relato publicado en libro cartonero “Pasaporte”, un proyecto que corresponde a tres editoriales cartoneras: Dadaif Cartonera (Ecuador), Cossete Cartonera (Francia-Brasil) y Pirata Cartonera (Ecuador-Salvador). Publicó la plaquette Génesis de ausencia (Vis-k-cha, Editorial independiente, Loja- Ecuador, 2017).