Hace algunas semanas surgía en redes sociales una corriente que tenía como centro los comportamientos machistas que muchas mujeres desarrollan a lo largo de sus vidas. El machismo como lacra que no solamente nos discrimina, si no que nos hace cómplices en algunas ocasiones. Con el hastag #yotambién se intentaba visibilizar cómo muchas de nosotras hemos actuado de forma machista con otras mujeres, comportándonos así como enemigas de nuestras iguales.

Este poema es una contribución a la lucha contra las desigualdades por razón de género. Yo también he sido machista. Yo también quiero no volver a serlo nunca más.

 

                                                        yo también

poder decir
he amado a todas las mujeres de mi vida
aquella novia que dejó a mi hermano
la chica que salía desnuda en la película que fuimos
a ver con algunos amigos
también la del vestido corto
que no podíamos dejar de mirar
cuando pasó a nuestro lado
la noche que salimos

decir que he amado a todas
y cada una
de las mujeres de mi vida
sin condición
a las mujeres que viajaban solas
cuando las mataron
las que no escapan de casa
las que tienen hijos por su cuenta

poder decir
he amado a todas las mujeres de mi vida
a la chica de prácticas a la que nunca tomamos en serio
por ser demasiado joven
o por otras cosas que no recuerdo bien
a las niñas que se besaban con los chicos del instituto
que nos gustaban a todas las demás

poder decir
amo a todas las mujeres
que son guapas y listas
y que se maquillan cuando salen a bailar
a las amigas de tus novios
a las amigas que te cuentan que hoy tienes mala cara

poder decir he amado a todas las mujeres
que son iguales a mí
iguales a mi madre
a mi hermana
a mis abuelas
hacernos una
una sola mujer libre capaz
de evitar el daño
de los celos o las comparaciones
con las mujeres a las que tal vez
tal vez
sería capaz de amar
en otras circunstancias

hacernos una mujer grande y bella
porque sería la suma de todas las mujeres
grandes y bellas que conozco
y que no
para así poder decir
de verdad
he amado a todas las mujeres de mi vida
las he amado con todo mi cuerpo y
toda mi sangre
las he amado hasta hacerme daño y entender
que sí
que son iguales a mí
que son la misma mujer que a veces
me saluda en el espejo y
que no consigo amar
porque os veo a todas las demás
en la imagen que me observa
que me confirma que todavía no
que todavía no soy capaz
de amarnos a todas

 

***

 

Fotografía de portada: Mai Oltra

Escrito por Laura Villar Gómez

Laura Villar Gómez (Santiago de Compostela, 13 de septiembre de 1992). Estudió Grado en Lengua y Literatura castellanas en Santiago de Compostela. Escribe cuentos y poesía desde niña. Ha colaborado con medios como Quimera o Clarín. Actualmente, publica artículos sobre nuevos autores en la plataforma Liberoamérica, y en la revista de Arte y Literatura Oculta. Contacto: lauravillargomez@outlook.es