Desde la psociopatía genealógica de mis 23 años

yo os saludo /

amarillo nada

variable cosmos

en el vientre remoto de las tortugas /

desde el fondo de las brillantísimas pantallas cuánticas

florecerán de nuevo ángeles inmÓviles

colapsando la señal de onda – única higiene del mundo –

yo nací loco en 1994 sobre el planeta tierra

su atmósfera entonces no quiso saber de mí

tan solo fui un instrumento para su mecanización definitiva –

en mi pecho se acumula

una vibración cuadrofónica extraordinaria

quisiera escucharla

retumbar galopante por toda la galaxia en éxtasis

sin embargo el aceite de los metales me lo impide

extiende sus extremidades sin esfuerzo muscular visible

y me obliga a pasear por los toboganes sublimes de la administración pública –

en 1998 descubrí la puerta de tannhäuser

dando paso a una mística silenciosa de partículas inmediatas-

no se montar en bicicleta sin sentirme huérfano

nunca aprendí a ir a las piscinas si no para estar solo

mi padre regresaba ebrio de la oficina del paro

y mi madre atrancaba la puerta

con los cadáveres de nuestros antepasados:

remotos simios de pulmones amplios y limpios,

protozoos            bacterías unicelulares

el primer pez Babel que saliÓ del agua – una efervescencia vegetal sin dioses –

los niños de la escuela cargaban pistolas de plástico contra mí

arrancaron cada fibra de las palmeras para atarme en el muro

más allá de las canchas de fútbol —– 1 disparo —- 2—3—4

mi herida transitó cada nido de luz durante un día de varios universos /

en 2001 se suicidó el astronauta

y el maíz garantizó la supervivencia de mi especie

no ocurrió nada más –

durante años

construí un cuerpo –

dentro coloqué un imperio –

y allí encontré número y dimensión

y bebí la leche de las iguanas

como quien bebe la selva a medias

y retiene en su saliva la edad

de otros símbolos-

desencadené magnitudes de otro tiempo

solo para justificarme:

mi única ambición fue contradecirme –

2012 —-> dirección aritmética hacia la madrugada

ahora solo quiero contemplar otras cimas

y llenar con mi sangre las islas del futuro

ella me agarró de la mano y me hizo ver un jardín de alacranes enfermos

ocultos en el vientre esteril del caballo –

más tarde formé una banda de rock

pero bowie lou reed bolan y hendrix están muertos –

ningún hombre nos vigila desde las estrellas –

anoche murió otra supernova

colapsando de luz circumpolar

la noche desmayada de Orión

tan sola /

a veces me imagino traspasando los grandes cinturones mercuriales

para acabar llorando frente a una lluvia de quarks

en el límite del Campo Teórico Interplanetario –

el escalofrío interdimensional de una mano androide

midiendo púrpura en la distancia insalvable

entre partícula y átomo:

eso es el tiempo: —-

hoy 20 de octubre de 2017

en algún punto del microscópico sistema solar

he decidido dejar de ser humano –

desde la absoluta neutralidad

os saluda

N-522

último modelo

Escrito por Juan Ángel Asensio

Juan Ángel Asensio nació en Madrid, el 28 de septiembre de 1994. Autor de ''locos//santos//salvajes'' (ed. Chiado, 2017), graduado en Literatura General y Comparada y, sobretodo, miembro del colectivo Vitalismo, grupo de poetas salvajes, con los que recorre las ciudades manchándolas de poesía hasta el hueso. Para él, la vida (las heridas, el éxtasis) siempre fueron antes que el poema.