Refugio

                                                                       para M. Cruz 

Fui un necio.

Busqué alguna escapatoria ante las caídas,
busqué una dirección, un edificio, un mundo en la superficie de tu cuerpo;
intenté encontrar alguna alternativa para el suplicio,
no fallar en perpetuar las caricias;
explotar la carne antes de la madrugada,
en tu torso explotar*
momento exacto para beber galaxias
y bañarme de oscuros espacios;
quitarle la ausencia a mis ojos,
una alternativa para el mundo, un clon para revivir los días.

Imposible salir ileso de tu cuerpo.

Imposible no renacer
no quitarle la fuerza a la muerte
devolverle el ímpetu a los órganos
retomar el rostro en la ducha
ahogar los suspiros.

Busqué una escapatoria para la lucha
me refugié en tu cuerpo para ver otro mundo.

Fallé,
encontré un universo.

A %d blogueros les gusta esto: