1.

Verla, es como ver el sol
En esos días de otoño
Cuando no hace ni frío ni calor

Son interminables primeros sorbidos
De un milkshake de vainilla
Cuando tiene el gusto perfecto
Es comer tuco sin mancharte la camiseta
O como cuando el cargador llega perfecto al sillón
Sin tener que moverte mucho

Verla, es como el calor que queda en el cuarto
Después de apagar la estufa
Es el trinar de los pájaros en una mañana de campo
Es el olor a tierra mojada después de una lluvia intensa

Verla, son eternidades de recibir un examen con doce
Cuando lo creías perdido
Es como acostarse en el pasto sin que pique
O que el agua no esté fría
Antes de la primera zambullida

Como la brisa dominguera
Que llega después de un plato de ravioles
Como el «ahhh» perfecto
De las bebidas carbonatadas

Es la vereda en los otoños
Los jardines en septiembre
La bolsa de agua caliente en invierno
Y el ventilador barato del verano

Es como llegar a un asado con amigos
Es como un gol en la hora
Es como ver que el mozo trae tu plato

Y aunque esté lejos
Verla, es verme en un espejo
Desnudo e indefenso
Verla, es ser hermano del silencio
Y padre de la llama

Verla, es eso y mucho más
Todo junto,
Amalgamado,
Y aunque no le diga nada
Verla,
Es soñarla a mi lado.

 

2.

Decime que soy yo
Que el brillo de tus ojos
No es casual
Que esas perlas
No son siempre perlas
Que de día miran el vacío
Como los míos
Y se ponen tristes
Y también lloran

Decime que no siempre
Tenés esa sonrisa
Que cuando me ves
Se multiplica,
Florece
Decime que tu sonrisa más sonrisa
Es la que veo cuando te hablo

Decime que tu voz
No suena siempre emocionada
Que los agudos
No son siempre tan agudos,
Que la rapidez con la que hablas
Es por la alegría de verme

Decime que tu cuerpo
No siempre se mueve de esa forma
Que la sensualidad
No acompaña cada paso que das
Que es ahora frente a mí
Que sos así

Decime que no sos fuego
Que chispea por donde pasa
Que no incandilás
A la gente por la calle
Que no generás silencios
Cuando te ven llegar
Que nadie más
Te piensa en las madrugadas

Decime que sos ahora
Que sos así porque estás conmigo,
Que no tengo todo para perder,
Decime qué tengo que ver
Con todo lo que sos
Aunque sea un poquito

 

3.

Energía contenida
Entre un río de gente
Ella es y será
Efervescencia. Tierno caos

Hablarle es rendirse
A la incertidumbre.
Dejarse bailar la mirada
Por una boca roja
Faro de mi viaje
Fin de mi cruzada

No es casual que la mire
Mientras sueño con ella
Que aparezca en mi ventana,
Que sea dueña y señora
De mis ideas,
Y de mis ganas

No es casual que sea fuego
Que construye y quema
Que purifica y peca
Que mata

No es casual que no la nombre
Así lo haya hecho
No es casual que mi pecho
Explote cuando la miro
No es casual que un suspiro
Me robe la picardía
De tenerla noche y día
De soñarnos completos

Escrito por Germán Izquierdo

Nace el 20 de enero de 1990 en Montevideo, Uruguay. Vive 10 años en la Isla de Margarita, Venezuela, donde además de hacer miles de amigos y obtener una Lic. en Artes, luchó por la difusión de la lectoescritura siendo cofundador y participando en fanzines, colectivos y recitales de poesía. Desde el 2013 hasta la fecha vuelve a Montevideo donde se desempeña como Redactor Creativo (publicidad), además de ser un miembro cofundador de la Editorial Artesanal Nítido.