El teléfono suena…
Mis manos resbalan por el espejo
y dibujan un rostro similar a tu ausencia.
Si alguien pregunta sobre la felicidad
les muestro una foto
sin filtros -de ti y de mí-
y digo que –aun-puedo soportar tu lejanía.
Pero miento,
y lo hago tan mal
que me devuelven una sonrisa
como si me dieran un pésame.
Me dicen que salga -que tome nuevos aires-
y no quiero decir que estoy a punto de asfixiarme.
Las lágrimas se desnudan detrás de mis ojos,
si callo es porque estoy tan débil
que si confieso mi verdad
no podré hacerle frente.
Te extraño.
Y no quiero mentirme de nuevo.
No quiero decir que acaricio mi cama pensando que estás conmigo
/porque ya no lo hago/
Quiero decir que abarco todo el espacio
que no tengo fe para saltar a otro vacío
parecido al de tu cuerpo
parecido al milagro de tenerte.
Ya no (te) creo.
Si alguien pregunta porqué sonrío
les diré
porque el teléfono ha dejado de sonar
y por fin tuve
el coraje                  de aceptarlo.

 

Escrito por Sara Montaño Escobar

Sara Montaño Escobar (Loja-Ecuador, 1989). Licenciada en psicología general. Sus poemas se encuentran en revistas de Ecuador, México, Venezuela, Argentina, Colombia y España. Parte de la Antología de poesía y relatos publicada por el Municipio de Loja (2017). Relato publicado en libro cartonero “Pasaporte”, un proyecto que corresponde a tres editoriales cartoneras: Dadaif Cartonera (Ecuador), Cossete Cartonera (Francia-Brasil) y Pirata Cartonera (Ecuador-Salvador). Publicó la plaquette Génesis de ausencia (Vis-k-cha, Editorial independiente, Loja- Ecuador, 2017).