encontrar voz que case con los árboles que no dan sombra
con mentiras construidas al amparo de lo que no se recuerda
y no(s) conviene
y construir entonces la historia de lo que no fuimos
y presentarnos
sin mácula
ante otra traición
ante otro grito en el vacío
[que nos revele callando]
como perdido entre algodones
sacudido de nuestras verdades
para bailar al son de tu no ser
y de mi silencio

idos

entre bosquejos de otros posibles

***

cambiados los géneros soy al fin protagonista de tu relato
abrazando mi rol con el paso de tu desconocimiento
encarnando incluso lo descartado
lo exiliado de tus palabras por el pavor a la crítica
o al rechazo privado de quien quizá no importa
y ahora que ha huido el invierno
rumio mi actuación a la espera de otros cielos
de otro cierre para nosotros
que nunca fuimos

 

***

derretida la savia que unía las nubes
sujeta la lluvia que no termina de romper
cae el cielo deshecho sobre las ventanas
a tu sombra como árbol
en este astillarse eterno
doliente bajo las uñas de quien no te ve

Escrito por Izaskun Gracia Quintana

Bilbao, 1977 - Filología Vasca, Edición y publicación de textos, Diseño Gráfico – Escritora, maquetadora, traductora y correctora.