I

Como si chupara una naranja
chorreaante por su pecho azucarado
dando Garulo manotazos
penetraba con un pedazo
agridulce y desconcertante
una garganta desesperada

y recordó entonces a la tilinga
a quien amó con cruel
y gozoso ahínco
con ese fascismo paternal
en un tiempo que no
es ahora

como si chupara una naranja
se repetía Garulo
y el jugo regó el jardín.

II

De un manotazo paternal
a la tilinga
resbaló y
desconcertado
en un tiempo que
es ahora
se preguntó Garulo si alguna vez
algún fascismo de turno
le robaría un suspiro
un último cielo naranja
o le chuparía de un tirón
el alma azucarada.

III

Robaría su superficie un instante
ese suspiro es el mejor amigo de Garulo
le enseña a hablar al alma
siempre sabe qué
día es hoy

pero el reloj nunca se templa
y empieza a advertir
sus manos llenas de
estos jugos paternales

pájaros naranjas devienen en grises
acá, gozosos, a la vista
de todos.

Escrito por Mere Echagüe

Oriunda de Posadas, provincia de Misiones, Argentina. Tiene 30 años y es fanática de helado de banana split. Traductora Literaria de inglés, a veces juega a ser escritora. Sus objetos favoritos del mundo son la camisa roja a la que le falta un botón y el reloj que le regaló algún enamorado adolescente. Sus textos, en general, se basan en sueños que sueña cuando tiene sueño, en los seres animados o inanimados que se cruzan en su camino, o en situaciones que nada tienen de especial, salvo algún que otro detalle. Es actriz y maradoneana. En noviembre de 2016 publicó su primer poemario 'Canción de Aire' de la bonachona mano de la editorial Modesto Rimba.