La Mujer Gallina, Ediciones Balmaceda Arte Joven 2016

“Has construido tu casa
Has emplumado tus pájaros
Has golpeado al viento con tus propios huesos
has terminado sola lo que nadie comenzó”.
(Alejandra Pizarnik)
 

Nací sola

Me encontraron en la calle

Me botaron porque soy hija del los perros

Mi mamá tuvo sexo con perros

Por eso camino en cuatro patas

y te muestro el hocico baboso

Cochina

Mongólica

Estúpida

Yo Chicken no hablo con la gente

Conozco el lenguaje de los pájaros

Hablo con los pájaros

que se entienden con las gallinas

Tengo mensajes que cantarles

y ellos tienen mensajes que entender

porque los pájaros también son santos

porque los pájaros hablan el lenguaje secreto de dios.

 

 

Con las ojeras colgando

 

Madre, la herida está abierta

¿has visto cómo se suicidan los ángeles?

Me ves

Del infierno intentarás sacarme

¿En qué nombre te busco?

Madre         deletrea

C – O – R – I – N – A

Escarba el vientre

de la tierra tu rostro moreno

A bofetadas se me viene la placenta

Recuerdos de la niebla

Negritud del gallinero

¿En qué sol calentará mi aliento

(Este pescuezo seco)?

Madre

la lluvia se alza sobre el vientre hinchado

esta noche golpea la tierra y te cubre

Maquillaje cobrizo de sueños

Ausencia repleta de madres sustitutas

llórame

llora también al padre desamor

y a los muertos varios

para tu triunfo

Madre aquí sólo hay miedo

y en los puños alambres con pólvora

Conmigo irás a la muerte.

 

 

Chile bajo mis alas

 

Me saqué a este país del ala

cuando salí del gallinero

Lo maldije

Nacer de podredumbre en podredumbre

con el hocico reventado a patadas

Ven mi sangre correr por el pan de cada día

Fenómeno televisivo

Distractor de su propia miseria

Sirve más mirar pal lao

que ver la mierda subiendo bajo sus pies

Ellos, los libres

son más prisioneros y no lo ven

Basta verlos hablar

Las palabras no comunican

Los ojos, sí

Me saqué a este país del ala

hediondo a cebolla

a su cultura siglo XV

su esclavitud silenciosa

Me saqué su clase obrera domesticada

la ignorancia de una dictadura que igualmente viví

con mi propia carcelera

porque aquí no se salva nadie

Venimos de la misma costilla deshilachada

huacha / burlona / violenta

Al servicio de un dios sirviente

Humanidad doméstica

de cristianos y cruces

No me dejes en sus garras

en sus culpas y castigos

Mi pecado es la negación de este cuerpo errado

de esta humanidad que no me pertenece y rechazo

esta violencia me desborda y paraliza

No seré yo / la única gallina de este corral.

 

 

Maíz de siembra

 

Mis ovarios tienen semillas de belleza

Bailar con la vida y la muerte

Mirarse la historia ajada

Volver a sembrar los campos

Pensar que sí tenía sentido

Eso de girar en el maíz y ser textura

Muralla o piedra

Aguja negra en un pajal deshilachado

Donde comience la vida.

 

No me sirven las palabras

 

Ni su lenguaje

Los modales ni los tenedores

No soy como usted

No soy el monstruo

No me sirven sus ropas etiquetas

Ni sus camas almidonadas

No me sirve saber que mi madre jamás me quiso

No me sirven los sicólogos y sus pastillas

No me sirve su navidad ni sus regalos

Devuélvanme se los pido

No me sirve mi imagen deformada en sus pantallas

No seré jamás lo que esperan de mí

No me sirve llevar doce años en este claustro

No me sirve saber de su mundo

No lo quiero

No me interesa ser como usted

No intente convencerme

No quiero otra vida

Quiero ser un pájaro.

Escrito por Karo Castro

Karo Castro Santiago Chile (1982) Poeta, Psicopedagoga Licenciada en Educación. Ha publicado Mujer Gallina, Ediciones Balmaceda, 2016, Inclinación al Deseo y al Caos gracias al Premio Mustakies Jóvenes talentos 2002 . Con su proyecto La Mujer Gallina, texto dedicado a Corina Lemunao, ganó el Poetry Slam Goethe Institute Chile 2015. Realiza su trabajo mediante intervenciones y performance. Ha sido publicada en revistas y antologías nacionales e internacionales , así también ha participado en diversos a festivales y encuentros poéticos nacionales e internacionales.