Los poetas que presento en esta breve selección son, todos, peruanos. De profesiones y edades muy diversas, si no me equivoco, ninguno ha publicado ningún poemario o plaqueta, y los he conocido a través del Taller de Poesía que dicté en La Escuela de Edición de Lima. Como comenté en un post anterior, dedicado únicamente a las poetas del taller, ahora publico un poema por cada alumno del segundo grupo, con el que compartí 15 horas repartidas en 5 noches de poesía. Aquí un vistazo a nuestro laboratorio de escritura, del cual pronto saldrá nuestra plaqueta. Nuestra primera publicación conjunta sobre “La disciplina del goce”, o sobre la poesía.  Todos están invitados (a la presentación, y a la lectura, por supuesto).

Servidos.

25151851_10155348054054436_8584636108623307913_n

PASIÓN

Kurt Furse 


Anudemos en un abrazo

Nuestras lenguas sedientas

Que despierte la bestia amable

En tu espalda sudando azul

Que el cielo se abra

Y arroje su luna roja

Vida arraigada y dispuesta

A dejarse llevar por la balsa

Invita a tu desnudez

Apropiada de tu mano

A que empuñe las escamas

Que penetrar en tu vientre

Posición de ataque, frente

La tuya sumisa, de tobillos blancos

Mira estos ojos, negros de nubes

No aletarguemos el destino, nuestro.

-Sin Título-

Dedyz Galindo


Y es entonces,

que la majestuosidad del teclado

acelera y desploma corazones

al mismo ritmo,

tal cual las azules olas

avivando mágico piano.

Suave como la blanca espuma del mar,

fuerte como la brisa que empuja las olas;

dos corazones enredados

descansan claros besos de arena,

y su musicalidad

perdidos en el horizonte naranja,

atraídos al perfume de sus ojos

enamoran al aire del desierto

quedando solamente;

un viejo y solitario

corazón de piano.

SYLVIA PLATH EFFECT

Fernando Dolores


I became insane, with long intervals of horrible sanity.

Edgar Allan Poe

 

Las palabras de su diccionario se han terminado,

se ha quedado con una mancha hostigada en la corbata,

se ha olvidado el cepillo de dientes en casa y siente que

sus dientes son carcomidos, desprendiéndose de su boca

como granos de sal.

No reconoce su letra,

y para cuando le piden que lea sus poemas se da cuenta que

lo que escribió se parece más a la figura que se forma en un monitor cardíaco

y desconsolado siente que la suerte se acuesta con todos, menos con él.

Ha decidido lanzarse de un precipicio

y para hacerlo más poético, decide hacerlo desde el Monte Sinaí

pero sin saber cómo está amordazado en una clínica yanqui y

piadosamente pide que busquen su cepillo de dientes.

Logra librarse y piensa mientras huye,  en lo lindo que

era pensar sin decir nada, en pintarse flores marchitas solo para él,

y una empobrecida mirada sonriente se dibuja

tras la caravana de ambulancias.

205032_10151341003079636_1569832978_n

HUÍDA

Kenki Ibañez


La mar reclusa es libertad.

Acantilado pecho,

Vientre estriado

Desnudos.

Quijote pedalea varga de piedra

Sudando la mala fantasía

Y apenas son las seis para la agonía.

No va hacia ningún lugar

Entuertos a enderezar.

Cierro los ojos buscando el bosque

La paz de la montaña talada

Existió en esta nada

Un árbol oriundo

Una breña peruana.

Volverá a tener sangre el río.

La ciudad entera es una lápida,

¡Tan anónimo el hombre!

Huyo a las afueras

La arena esparcida es libertad.

EL PUMA AZUL

Ricardo Meinhold


 

Salta el puma por los aires

huyendo de algún fatal destino

buscando ese lugar

que no existe

para poder esconder

lo que no queremos ser

Que inocente eres

que tonto

Porque en tu fatal desvarío

en tu ingenua pretensión

no sabes, no te das cuenta

que el destino lo llevas contigo

 

Fotos de José Antonio Galloso

Escrito por Andrea Cabel

Peruana. Poeta. Crítica literaria y eventual periodista. Doctora en Literatura Latinoamericana por la Universidad de Pittsburgh. Manejo el blog deunsilencioajeno en lamula.pe, el portal más leído en el Perú. Están invitados a darle una mirada.