Alguien arrojó un clavel a una tumba
y encima cayeron veinte más,
uno tras otro,
y luego los cubrió la tierra

El tiempo y los gusanos consumieron los claveles,
la madera y el cuerpo
El tiempo y el dorso de una mano
secaron las lágrimas

Hoy no existen
ni el primer clavel, ni el que lo arrojó,
ni la madera, ni las lágrimas
ni la tristeza, ni el tiempo

Todos,
consumidos y transmutados,
están en la tierra, el aire y la lluvia

 

*Mención en el XIII Concurso Bonaventuriano de Cuento y Poesía

*Imagen: Pixabay

Twitter: @El_Graffo

Escrito por Fabio Romero

Fabio Romero (Colombia, 1986). Premio Especial del Jurado a la Mejor Obra 2017 de MeGustaEscribir, red social de Penguin Random House (España, 2018), Mención en la categoría Poesía en el XIII Concurso Literario Bonaventuriano de Poesía y Cuento (Colombia, 2017) y Finalista del I Concurso de Historias de Viaje del Club de Escritura Fuentetaja (España, 2016). Forma parte de la antología "Bogotá cuenta: entre calles y letras" (Idartes, 2018). Sus relatos han sido publicados en diferentes revistas literarias. Actualmente está finalizando su primera novela.