Llevo dentro

una luciérnaga

herida

sobre mis palabras

Como sostener su luz

sin condenarla

a mi dolor.

 

Mi escritura

busca zurcir mi carne

mientras la aguja

va cosiendo

los piquetes de la memoria.

Son mis ojos

esperando tinta

Como la lluvia

aguarda su arena.

 

Desde las entrañas

de mis palabras

me va creciendo

la luz de luciérnaga

 

Se prepara

mi cuerpo

es una selva erguida

queriendo

hilar todo el fuego

de mis palabras

Y hacer pasar

sobre la sangre

toda la poesía.