tengo  una playlist

donde guardo cada uno de mis fracasos

los traumas con tonos juveniles-televisivos

el alcohol con raíces y sangre

 

hay algo guardado en lo rojo de mis manos

una cicatriz apenas

silencio en forma de piedra donde se guardan

cada uno de mis muertos

cada una de mis muertes

 

hay algo que me reclama el espejo

cuando le presento una sonrisa

y él mira una frente más larga

arrugas, calvicie,

el diente roto y la nariz más chueca

 

entrar al baño es la luchas más larga

recoger el olor en mi cartílago

mis heces fecales que bien podrían ser  mi mejor currículum

o la manifestación real de mi ánimo

caerse ya no en la regadera

ya no en el escusado

caerse en los vellos perdidos en el piso

en el cesto con papeles

 

 

y los ojos tomarán lo postura de los anfibios

para que el cuerpo renazca cada día con otras alas

siempre unas más suaves

tenues

rompibles

 

una lista de pendientes

una lista de contactos en Tinder-Grindr

un ciento de números-amantes con la piel quebradiza

fotos de mí y de todos ellos desnudos

 

 

fotos que ya no tienen rostro que ya no tienen nombre que ya no tienen sexo que ya no tienen que ya no tienen

 

a esto punto del día le llamo esquizofrenia

o le llamo claridad

o no le llamo

no le hablo porque no me entiendo

no le hablo porque mi lengua está muerta

porque no entiendo la palabra amor

porque no entiendo la palabra que se pierde tras un beso o un coito

o una caricia o un sonido de abeja

no le hablo y sigo con el rostro roto

a sabiendas de mi dependencia a un cuerpo

una sombra

al humo, al sinsentido

y termino entre las cobijas en un mar de ojeras

por la simple palabra que me escondí en la garganta

 

en ese silbido que escucho salir de mis arterias

cuando apagan las luces

 

quisiera que mis ojos fueran un anfibio

algo que volara o me comiera cuando me presento al espejo del baño

 

y sólo tengo listas interminables de música

para tirar la cabeza

y alguien la devore.

Escrito por Adrián Mendieta Moctezuma

Tlaxcala, México. 1995. Ha publicado en diversos sitios impresos y electrónicos. Incluido en algunas antologías locales. Ha asistido a diversos encuentros y lecturas, locales y nacionales. Autor de Nacer del incendio (La cosa escrita, 2016).