Afortunados aquellos
a quienes sus abuelos
los sembraron en una heredad.

Y nosotros…
Los hijos de los nadies,
de los indios y mestizos innombrables,
de los que nada se sabe,
oculto raigambre
que sólo recuerdan
los huertos abandonados…

Nosotros,
los nietos de hombres
que hoy caminan entre los cerros,
hijos del olvido,

Cargamos a cuestas
el destino de errar,

Errar venturosos
en búsqueda de respuestas,

¡Pero al final
sólo aparecen más preguntas!

Nosotros,
los hijos de la leña fresca,
tenemos a favor la duda:

Ninguna realidad nos inventa,
ninguna realidad nos juega,
ni nos define.

Somos los libres.

Ninguna realidad nos pone a prueba.

Selva Charrúa, Uruguay.

En memoria a todos los mestizos de la América Nativa, la Abya Yala de nuestros abuelos, cuyos nombres desconocemos, pero han empezado a hablar, a través de los trinos.

Escrito por Natalia Arias

Natalia Arias Olave, nacida en Cali (Colombia), 1993. Es profesional en Derecho y en Lengua Francesa. Es también música, gestora cultural, viajera y profesora de talleres de poesía experimentales (Poesía musical y vídeo poesía). Su obra se encuentra publicada en francés, español e inglés. Su última publicación es el libro/bitácora de poesía Un camino nómada (2017). Ganadora del Festival Internacional de Poesía de Cali (2010), gestora y veedora de los Derechos Culturales en el mismo (2015-2016). Ha sido poeta invitada en diferentes festivales y recitales, entre ellos, el Festival Internacional de Poesía de Medellín (Premio Nobel Alternativo, 2017), en él también trabajó como intérprete al español de los poetas francófonos y anglosajones. Actualmente es gestora cultural en el colectivo latinoamericano Red Poética y recorre los caminos de la América nativa, registrando los senderos en la poesía, el vídeo y la música. Escribe en http://nataliaariaspoesia.blogspot.com.co/ y en Liberoamérica.