Ídolos

 Voy a dejar de escribir, de verdad.

Voy a agarrar una flor del infierno,
y tirársela en la cara a los lectores.

Voy a dejar de escribir, de verdad.

Les voy a contar el secreto de muchos artistas consagrados:
Algunos están demasiado deprimidos,
demasiado locos,
demasiado blancos,
demasiado ricos,
demasiado egocéntricos.

Incluso demasiado pedófilos o demasiado dealers.
Todos lo saben, pero muchos los siguen consumiendo,
como parejas disfuncionales de un crimen secreto.

Voy a dejar de escribir, de verdad.

Lo siento –No sabía que estaban ahí,

No me crean lo que estoy escribiendo.  No es cierto.
Los artistas son talentosos.

Si seguimos usando las palabras correctas.
Si seguimos elaborando discursos perfectos…

Nadie va a ver los cuerpos.
Las piedras en sus manos.
La furia de las moscas.

Voy a tomar esa maldita flor del invierno,
Se la voy a dar a ese nene del metro,
ese que me pide una moneda.

Él vio el disfraz.
Él sabe que esto es falso.
Él sabe.

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: