Tengo en mi dormitorio
un espejo lleno de cuerpos.

Me dijeron que están hechos de mercurio,
que la dimensión de sus cinturas es siempre la misma,
que no dejan huella.

Mi espejo,
marco marrón haya,
posee también cuchillos de triple filo,
pero no se ven si no posas la mano
en un hombro y cintura capaces de disolverte.

He roto el espejo.
Quería saber
si todos los cuerpos están hechos de mercurio.

Pero no es cierto, al romperlo
el azul cielo de sus huellas
creó de nuevo
a cuchillazos
las tres últimas vértebras de mi espalda.

Escrito por Remei González Manzanero

Remei González Manzanero (Barcelona, 1990) es poeta y profesora de lengua y literatura en un instituto de educación secundaria. Estudió Filología Hispánica, un máster de Ciencia Cognitiva y Lenguaje y un máster de Formación del Profesorado. Sus poemas han aparecido en revistas como Oculta, Ariadna o Almiar y hoy por hoy mantiene inéditos un par de poemarios.