Con el silencio saliste

De las sombras, de tu presencia

Para ubicarte taciturno

Entre los libros y la madera

La repisa se hizo hilo

Los clavos agujas

Comenzó la gran costura

Uniendo papeles al cielo

Palabras al suelo

Dejando en las paredes

Tapices de voces escritas

Como murales cubiertos de cuentos

Fuiste el conjuro nombrado

Por una historia de letras.