La poesía no quiere adeptos, quiere amantes.

Federico García Lorca (1898-1936) Poeta y dramaturgo español.

La semana pasada hubo un gran debate mediático en Gran Bretaña cuando la escritora Rebecca Watts hizo una crítica a tres poetas contemporáneas en la revista literaria PN: Kate Tempest, Hollie McNish y Rupi Kaur. La crítica despertó una ola de respuestas, tanto de los diarios más conocidos del país como de las mismas poetas, que estaban, en general, bastante enojadas. Y con razón: Watts dice que sus trabajos tienen poco contenido intelectual, que son impulsadas por la necesidad del mercado y que son demasiado “accesibles” para el público. Si bien la crítica, valga la redundancia, fue muy criticada, puso en la mira una cuestión fundamental: hacia dónde va la poesía.

Atrás quedaron los  tiempos en que los poetas esperaban ser publicados por las grandes editoriales, y quizás, conseguir una beca o pertenecer a un grupo de escritores para armar una “revolución”. Los poetas actuales están atravesados por la tecnología. Para ser escritor no hace falta sentir el rechazo de las grandes editoriales, basta con abrirse un blog para publicar un texto.

Los lectores también están atravesados por el Twitter, Facebook, Instagram, Amazon, Kindle… Los lectores tampoco leen bajo la luz del velador; la forma de leer cambió. Muchos libros se compran online y se leen en las Tablets, en los ordenadores. Se usan diccionarios online, se saltean capítulos, se va de un link a otro. La lectura está entrecortada por los clicks. Esto no solo pasa con las nuevas generaciones, en las viejas generaciones de lectores también se están viendo cambios en su forma de lectura.

typewriter-1627197_1920.jpg

Esta nueva forma de lectura demanda una nueva forma de escritura: más rápida, más corta, que vaya al grano y provea gratificación inmediata.

En la crítica de la revista PN, Watts cuestiona la honestidad y accesibilidad que manejan los poetas actuales. Y deja abierta la pregunta “¿Es la honestidad y accesibilidad un requerimiento poético? ¿Una prioridad estética?“ Watts habla de una infantilización poética y proclama combatir el populismo poético, volviendo a buscar la invención en el lenguaje, salvaguardándolo de la ignorancia, encontrando formas significativas y memorables.

Los escritores contemporáneos se ven de alguna manera “forzados” a compartir sus publicaciones online, a generar “compartidos” para difundir su trabajo, a publicar fotos y videos permanentemente. Está el principio de la “reacción” para atraer a la audiencia y difundir sus trabajos. Y para generar una reacción, hay que generar una nueva forma de escritura. Cortita y al pie, sin preámbulos y que genere un interés inmediato.

Puede que sea necesario recuperar la tradición para no caer en la vanidad e inmediatez de las plataformas tecnológicas actuales; también puede que esas plataformas actuales deriven en nuevos espacios de creación o que la pluralidad exacerbada de voces, que gritan todas a la vez, ahogue las voces inventivas y auténticas, ignorantes de las leyes del mercado. Como también puede que estas voces nuevas rompan con viejas estructuras elitistas, que abran camino a nuevos horizontes.

En este marco actual, gobernado por las redes sociales y la tecnología, el futuro de la poesía va a estar determinado por los lectores y los escritores cuyas lecturas o escrituras van a generar pequeños actos políticos.

Escrito por Gaby Sambuccetti

Gaby Sambuccetti es escritora, profesora y directora de eventos del grupo Oxford Writers’ House (Centro de escritores de la ciudad de Oxford) que trabaja con la Universidad de Oxford, distintos grupos editoriales y asociaciones de escritores del Reino Unido. También es la creadora de los ciclos "Palabras en el Sótano" y "Nos Vemos!" en Buenos Aires. Es la autora de Al nudo lo que nos quitó y Los vidrios aman quebrarse. Participó de dos antologías, un video llamado Mirrorphosis y un ensayo sobre Perlongher. Realizó cursos de Inglés Antiguo en la Universidad de Oxford. En la actualidad estudia la carrera de Creative Writing en Londres, mientras trabaja como profesora en Oxford y organizadora de eventos en el OWH.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s