El amor no es como lo pintan…
El amor es de sudor y lágrimas,
es, como decía mi tía Irene, de “aguante”,
de días aburridos y monótonos,
de días tristes,
de frustraciones,
de miedos,
de sinsabores, sin respuestas, que también son respuestas,
de mal aliento,
de ojeras,
de silencios.

Eso sí: nunca pasa como en las películas,
se hace lento, muy lento,
se hace con las manos,
con los pies,
con los labios,
con los ojos,
con las palabras,
con los minutos, las horas, los días y se puede dañar con nada, aunque lo cobijes y lo sobes,
cualquier gotera lo daña.

por eso a la gente moderna les da pereza,
porque les pesa y les pisa,
porque no quieren entretejer lazos que les pongan peso en el corazón, lazos que de solo recordar los estremezcan y les de fiebre, les ponga ojeras y mal aliento, aliento a tristeza y sin sabor y los deje sin respuesta.

Porque a la gente moderna el tiempo no les da para amarse,
porque el amor se hace lento, muy lento,
se hace con las manos,
con los pies,
con los labios,
con los ojos y los modernos no perderían un ojo por amarte.

Carolina Suárez Latorre

Escrito por Carolina Suárez Latorre

Escritora colombiana