A manera de antecedente…

 

Es el aleteo de esa mariposa nocturna, 

que se asienta en mi en esta noche sin luna.

 

La espera me mantiene en vigilia, 

entonces

la escucho aletear

nuevamente 

y soy yo

quien sale de su capullo…

 

 

PRIMIGENIA

 

Disolución casi espontánea

Quiero diluirme entera

desde mis labios

surcando tu boca de arcilla y arena.

Encontrarme la piel

en erizos susurrantes

entre dedos de placeres anhelantes.

Serpentear por cada cráter de mi volcán,

incendiando de lava

la cama ardida, explosionada.

Recorrer/te/me  en mi propia voz

una noche sensualmente seleccionada

por la espuma de mi cuenca, en tu orilla vaciada.

por la espuma de mi cuenca, en tu orilla vaciada.

 

 

Fijación oral

Besar

con mis dientes esa mecha

de sentencia sustanciada

y

con mi fuego,

quemarte los tiempos en ritmos

que giman tus palabras…

 

 

Fuego acuoso

Entre los deseos más transparentes, de esos que fluyen como agua

Deambula

Por los pasillos de la media noche silenciosa un recuerdo de lava

Aparentemente

Algunos riachuelos se desbordan en el fuego de blancas sábanas

Y se renuevan

En una lumbre de insensatez y en una cascada de sed envenenada.

 

 

                                                          INGERIDA POR OTROS

I

Quiero revolver las vísceras del pasado tan cierto y el futuro sin privilegios,

Prevalecer en la leche cortada de los chicos que sólo toman lagua.

Destrozar la carne de mis sueños, volver a ser luna de canto en dos desvelos.

Ser el caos de tus manos que me persiguen sin encontrase a sí mismas, amontonando cuatro pares de caricias.

Desmontar las bestias que te suben por la espalda, romper la espada con que desangras las desapariciones abrazadas.

Concebir el vientre que me duele en sus menguantes y te llama en sus crecientes.

Tomar el agua turbia del charco detenido en el canal de tu pasividad bastarda.

Cortarme el hilo donde me besás sin que se note, sin que me vea desnuda…

Quiero ser mirada por los ojos que me desvisten la rabia y me ciegan las palabras acosadas de silencios.

Desmantelada, quiero ser las partes que no completan tu todo, compartirme en dos tercios,

fisurarme en el emblema de tu no puedo, queriéndome como no me querés querer en todos los encuentros.

 

 

II

Vamos a ver,

 

¿Qué palabras nacen esta noche

de cuarto, menguando

la amasada espera

y pululante tarea,

de regalarte algunos cantos?

 

La mitad de la mitad. El medio del medio. Lo poco de lo poco.

La medida. Como escalpelo  ingenioso de mis alas y alas de los otros, los de entonces, los que ya no somos.

Pronto meditamos en la atmósfera impura de la oscuridad y sus insolentes ocurrencias.

 

                                                                                    Nos queda todo lo que la nada puede ofrecer

 

El secreto, el anónimo, el oculto nombre de mi beso en tu espalda, lo no dicho, lo no oído, mas acaso…

detrás de todas las luces nuestros amaneceres discursan por aquellos viejos cuerpos,

los que no estamos, los que nos vamos de irnos quedándonos siempre un poco.

 

 

                                                                                                                          Santa Piedad

Santa piedad, amante de la discordia disonante de ecos moratorios que resuenan

en la sala donde guardo la lámpara de sistólicos pulsos, estrechos, acezantes.

Un velo negro enmudeciendo el cirio de la velada dolencia de un sueño

entintado con rastros de sangre decolorada por el fuego roto.

Santificante espectáculo de carne adelgazada con la sal de lagrimones oscuros, ocultos

detrás de cada rezo reversado.

Un tumulto de cantos hacendosos envuelve la procesión de recuerdos palo de rosa,

en una ronda de episcopal solemnidad, aparece simultáneamente delante del altar del hoy” …

simplemente, para ornamentar el azul de la mañana transparente, que declara

no resueltos

los asuntos doctrinarios del pesado pasado.

 

 

 

DESTIERRO DE OTREDADES ESTORBOSAS

 

Manifiesto para el hombre a medias

Nunca seré Ella

La enamorable.

La que da en sus ojos todo

y no pide para sí nada.

La que se sume para sumarte…

Soy

La que lleva en los pestañas cortinas densas

de yute, donde danzan impresas

las imágenes de la experiencia

en figuras ahumadas con sal

Soy

La que te quiere queriéndose

La que dejó de esperanzarse

La que sabe de distancias

De sillas y suaves delicias verdes

La que no va a darte sumisa

Lo que buscás para alimentar egos

En lunas húmedas de cenizas

Sexos, a tu sexo animalesco

Que quede muy claro:

No seré nunca,

la que te finja los orgasmos.

Ni la que querés en tus ideales ivaginarios.

Ni la de unos niños, tu casa o tu cama.

Nunca seré Ella, el idilio de mujer que un hombre a medias, Ama.

 

 

Vientre No materno

Mi vientre desnudo

es el centro mismo

de los versos

que me enjuagan por dentro.

Es  fuente de abismo

Del rocío violento

en los besos

donde juega del erotismo.

Es organismo vivo

dónde se liberan rosas

en cada orgasmo finito.

Es voz que grita

destrozando el dolor

para convertirlo en gemidos.

 

 

PAUSA

Hoy, no estoy para nadie.

Me necesito             como se necesita                volver a soñar.

Internarme en mis duelos impropios para saber lucir los lutos ajenos del amor.

Descascarar las paredes que construí en terreno húmedo cimentado en algodón.

Lijar lo que no se desprende de mí en estos tiempos modernos donde escasean las lágrimas para convertirse en sudores pesarosos que brotan al calor del sol.

Dejarme ser la negrura que pinte mis escamas adoloridas de tiempo y soledad.

Verme desnuda en el espejo de mi fracaso hecho un nombre.

Solidificar esta mujer que se va diluyendo en tu recuerdo y evaporarte de mi voz.

Darme palmaditas  en la espalda sobre la que posabas tu abrazo, consolarme las expectativas yertas, apretar mis labios hasta que sangre cada palabra tuya.

Desmembrar mis alas para que no vuelen sobre tu campo minado de espigas desalmadas.

Reventar el tímpano de mi corazón que todavía te escucha pensarme en voz alta.

Requiero ineludiblemente desalojar la querencia de la cual carezco ahora.

Me necesito             como se necesita                volver a soñar

Hoy   no estoy para nadie.

.

 

No salgás de la casa sin rímel, mujer. 

Te miré a través del espejo, con las pestañas pegadas las unas a las otras. No acababas de levantarte, es más no habías dormido casi toda la noche, te escuché todo el tiempo desde la habitación contigua. Has llorado y te brillan los ojos aceitados de ese dolor que escondés.

Debés maquillarte esas pestañas, son ellas las que evidencian la lluvia indómita que te atraviesa ante el reflejo mudo que te devuelve a la realidad. Toma nota y aprende: el barniz de tus ojos puede ser simulado con una sonrisa –  que en su desesperación por ser feliz – se mostrará amplia para protegerte.  Así (los gerentes de la industria de tu sonrisa) creerán que esa refulgencia marrón de tu mirada combina con lo que tus labios enseñan al mundo.

            La mejor forma de evitar al mundo, es mentirle dándole lo que quiere.

Nadie debe enterarse que son tus afectos, que se tornaron defectuosos, cuando quisiste liberarte de los apegos y empezaste a sentir que en vez de desapegarte te ibas despegando de vos misma, como una serie de láminas sin goma sobre un ordinario poste de luz. Es mejor guardar silencio, porque la humedad que te brotó durante la madrugada sólo expone la estupidez humana, pues son las personas las únicas capaces de crear apegos para desapegarlos de los afectos que nacieron con ese cordón umbilical, y despegar la propia humanidad.

¡Los ojos son las ventanas del alma! Vociferan vulgarmente los que nunca hicieron de su rostro un lienzo, los que no saben que las pestañas se abrazan entre sí para no ser devoradas por la inundación que brota sin tregua. Por eso,

No te olvidés nunca. No salgás de casa sin rímel. Por si acaso, se te ocurra llorar…

 

Escrito por Nelly Vázquez

Me interesa todo lo que deconstruya, o sirva para ir pensándose uno en el mundo que lo rodea. Salir de la normalización permite expandirse en tiempos y espacios que sean capaces de resignificar palabras como por ejemplo frontera, extranjería, patria... siempre deconstruyendo :)