Los escritores buscan en las cafeterías un pequeño refugio para distraerse y conversar con amigos, pero también para leer en la tranquilidad de sus pensamientos, ese pequeño espacio debe ser ideal para concentrarse y perderse en el laberinto de la lectura.

Mendel el de los libros, de Stefan Zweig. Es una obra con valores, ilustra las obsesiones de un escritor para describir las pasiones que despiertan los libros, en ese sentido, se vale de diferentes recursos intelectuales para darle vida a un personaje, un librero de viejo, una persona poseedora de una excelente memoria.

Stefan Zweig (1881-1942), fue un escritor austríaco, hijo de una familia judía, estudio en la Universidad de Viena el doctorado en filosofía, en sus tiempos fue un personaje célebre, era el clásico escritor errante (esos que gustan de viajar por el mundo), que deambulada por distintos lugares sobreviviendo para ganarse el pan de cada día.

Mendel el de los libros, de Stefan Zweig. Es una obra memorística, recuerda la primera guerra mundial, la forma en que un librero fue encarcelado injustamente, describe las pasiones que tienen la personas que aman los libros, aborda esos momentos de café en la soledad de un sillón (ideales para leer), instantes que quedan en los recuerdos, ahí dicho escritor describe su pasión y el arte de coleccionar libros.

Relata los diálogos entre amigos, recomienda obras clásicas con la finalidad de satisfacer el ego de erudición.

Zweig es un escritor que vale la pena leer, sus historias son clarividentes en un mundo bélico dominado por los Imperialistas, enseña que en los libros no existen las guerras, sino la plenitud de los sueños.

Al final el libro termina de forma nostálgica, dice que las buenas personas, así como las buenas historias nunca deben de olvidarse, en otras palabras, el pensamiento de Stefan Zweig es el de un librero de viejo que colecciona historias para vivir.

Escrito por Javier José Rodríguez Vallejo

JAVIER JOSÉ RODRÍGUEZ VALLEJO (MONCLOVA, MÉX. 1982) Profesor de historia egresado por la escuela normal superior del estado de Coahuila, es miembro del colegio coahuilense de investigaciones históricas, ha dictado conferencias sobre Francisco I. Madero y la Revolución mexicana, Cien años de la Metamorfosis de Kafka, Leopardi pájaro de Recanati, El diario poético de Jakob Von Gunten, Las ciudades poéticas de Italo Calvino, Tolstói el príncipe de los cuentos rusos, Whitman legado de fortaleza, Un siglo y nueve cantos de Juan Rulfo. Es autor del libro La Persecución contra Madero en Coahuila. Actualmente trabaja como profesor de historia universal, dicta conferencias, escribe reseñas de libros y artículos literarios en el periódico El Diario de Coahuila.