Hoy cerré los ojos mientras me hamacaba en una plaza

Y mi movimiento sacudió el óxido de las hamacas contiguas.

Hoy no agarré nada, hoy no

pedí consejos.

Hoy

pateé piedritas sin preguntarles

nada, hoy

no me puse en tela de juicio hoy

corté los lazos innecesesarios, nada, hoy

me até los cordones fui

con mis amigos hoy

subí escaleras, bajé persianas, nada, hoy

quedé en silencio por un buen rato vi

cambiar el cielo de colores y

vi partir a las gaviotas hoy

no le conté nada nadie

Y escuché todo.

Escrito por Olivia Arocena

Nazco en Montevideo en 1997. Sigo en Montevideo desde 1997 prácticamente en el mismo cuarto pero con distinto desorden. Tengo este blog en el que a veces escribo . Todo era mejor cuando era plancha.