Caronte-Rehén

El fuego no concibe el humo que te ahoga en descontento
El descontento se acerca al cenicero y asesina la época
Que agoniza recordando el nirvana de ensanchar las venas de humo y de sangre
Que arden hasta aplastar la colilla de mi paciencia

De mi aguante

De mi diversión

De lo que quizá me mantenía con vida
O en un simulacro de ella.

Tengo el rostro de Caronte metido entre las piernas
Me río y con los denarios arranco los huesos de la órbita
De esa fosa que consumió el cadáver de mi mejor versión

 

El grito y la sal confirman el trueque maldito que hice en el Estigio

 

En la balsa voy desnuda
En la balsa van sus huesos
Y lame mis llagas
Y muerdo la médula
Vamos a herirnos
No tengo miedo.

Escrito por Verónica Vidal

Verónica Vidal (Venezuela, 1995) Escritora. Profesora de idiomas y editora adjunta de la Revista Literaria Awen (Venezuela). Forma parte de la antología de poesía venezolana ANT[ROP]OLOGÍA DEL FUEGO. Mantiene las columnas de entrevistas: Antiliteratura de las cosas (Revista Littengineer, México-USA) y La Maga y el Quetzal (Revista El Camaleón, Guatemala). Ha participado en talleres de creación literaria en México y Estados Unidos. Ha publicado la plaquette de narrativa Cartuchos Vírgenes (Ediciones Awen, 2018) y el poemario Nardos Casi Despiertos (Ediciones del Útero, 2020). Sus textos han sido publicados en revistas y plataformas literarias de Venezuela, Colombia, España, Chile, México, Perú, Ecuador y Estados Unidos. Actualmente vive en la ciudad de Lima.
A %d blogueros les gusta esto: