img06861-000

 

Ilustración del poema: René Bohórquez Antón



Canción de amor para un caballo mecánico[1]

 

A Óscar Peña González

Mi generación es un caballo de hierro en llamas:

 

Debajo de cada párpado nocturno una constelación espera por nosotros / Cientos de estrellas de barro y muchachitas acéfalas celebran la segunda venida del dios de cristal /Nosotros nos unimos al ritual religioso como si una fiera de antaño nos creciera de repente en el plexo / Mi amor / la noche no es otra cosa que el sueño idiota de un dios de barro y cristal / te pido por favor / no la tomes tan en serio / No dejes que te mate sin antes haber bailado su olor de efebo confundido / No dejes que te digan del sol sin antes haberte cubierto con su manto de barro / sin antes haberte confeccionado un vestido de fiesta de pueblo con sus nubes / sin antes volverte una sonrisa espeluznante que me deje claro el lugar al que pertenecemos y no nos permita salir de ahí.

Mis amigos son un caballo de hierro en llamas:

 

Ya lo dijo el Señor: / salgamos a quitar los adoquines de las calles / para hacer de los intersticios más desagradables de las veredas nuestro hogar / Salgamos de las prisiones / dejemos de ser hámsteres solo por hoy y lloremos en las esquinas/ para que cuando alguien se acerque a consolarnos nosotros podamos robarle la cartera y en su lugar meter el poema

más hermoso nunca escrito en la Vía Láctea / y no importa si los transeúntes no saben leer / el poema es una boca que habla por sí sola / Cierra tu lengua mi amor / devuelve tu voz al músculo idiota de donde proviene / Tú no haces falta / El poema delicioso /último caminante de la columna vertebral del universo tiene manos y voz / construye castillos de naipes habitados por las niñas trans que nos dejamos matar/ Silencio / Esconde el ruido y descúbrelo en el fondo de mi vientre / deja de lado el cuaderno / deja de fingir / te pido entonces que me preñes:

La sangre producto de nuestro aborto / hará nacer el río perfecto para que podamos navegar.

Mis hermanas son un caballo de hierro en llamas:

 

No tengo hermanas tengo dos prolongaciones del cielo adheridas a las palmas de mis manos/ Cabeza 2 dice que el sexo le duele / que cada vez que un niño es penetrado con engaños su cuerpo se esconde y con él toda luz que pudiera entrar en nosotros / Dice también que no importa las veces que nos digan que todo va a estar bien / ella sabe que no será así /por ello habita la musculatura ósea de las perlas dormidas entre las almejas / Por ello habita el centro de la Tierra y los volcanes / Por ello Cabeza 2 hiede y llora por cada falda escolar que cae en el suelo del baño de un colegio sin consentimiento alguno / Cabeza 3 dice que las niñas también necesitan sexo y que el dolor y la crueldad son los caminos perfectos para alcanzar el rostro de Dios /Dice que por cada niñita que abre sus piernas gentiles para ser penetrada por su padre / un ángel cae al festín macabro/ para librar al planeta Tierra de todo dolor / de todo mal / de todo padecimiento / Cabeza 2 llora escuchando a Cabeza 3/ Cabeza 3 se burla de Cabeza 2 y me exige que le abra el cráneo / Obedezco

¿Puedes ver los planetas que se escapan en su sangre?

¿Puedes ver los fetos púrpura y naranja danzar alegremente hacia el camino divino?

¿Puedes ver a mis hermanas hechas añicos acantilarse entre mis dedos?

¿Puedes verlo?

Mi edad es un caballo de hierro en llamas:

 

Acabo de descender del cielo ¿o acaso no puedes admirar la celestialidad que corre por mis venas? / Dios me ha dicho que no existe y me ha mostrado en su lugar a un hermoso animal ungulado de piel y huesos amarillos / El animal me sonríe tiernamente y yo entiendo el engaño / ofrendo mis uñas a la deidad amarilla y me celebro con cientos de manos nacidas de las nubes / Soy el caballo que olvidaron en la isla me dice / el nuevo y verdadero Dios / Soy todas las yeguas violadas por adolescentes en fincas rurales / Soy tú y todas las travestis gitanas descendientes directas de mi estirpe/ de ustedes y para ustedes sea esta fiesta / De ustedes y para ustedes sea mi carne proteica / beban fervientes de cada cuerpo y orinen fuera de los templos para que pueda beberlas / para que a través de su orina me crezca el vientre y pronto la Tierra se convierta en el paraíso anhelado que merecen / únicas hijas mías / Todo lo decía mientras yo reía a carcajadas / Mientras las manos me arrancaban la vergüenza/ Puedes ahora servirte de mi cuerpo: soy el cordero de Dios.

Mis pupilas son un caballo de hierro en llamas:

 

Visualizo tu piel a diario / Imagino los moretones que te dejé como pequeños lagos de sangre coagulada donde nos ahogamos los dos / Este sentimiento se expande como un virus debajo de mi cuerpo mutilado y edificado para tu deleite /Nos entrelazamos y consumamos el acto en mitad de un lago que no nos permite movernos al mismo ritmo / Juro que si dices puedo se abrirá un portal que mostrará nuestras formas cósmicas / nosotros revolviendo nuestras masas ahora en millones de partículas de polvo de luz danzando a un mismo son / Millones de partículas de luz y polvo sintiendo cómo el amor se apodera de sus cuerpos / Gases lascivos tercermundistas versus gases de alienación occidental / La danza que construimos destruye un planeta aún no descubierto por los rusos / Planeta habitado únicamente por mi corazón en llamas / Por ello no te amo desde el costado izquierdo de mi pecho / te amo desde las pocas vísceras sanas que me quedan / Te ofrezco mi pulmón como un acto de amor verdadero / para que tu respiración de niño adicto al hachís alcance su punto de inflexión y ya no puedas sanarte / Mi amor / este dulce padecimiento es la cascada que habíamos esperado / Tú desde 1985 y yo desde 1992 / Otra vez el 7 / número perfecto de puente entre nuestras carnes / como un canto interestelar.

Tu boca es un caballo de hierro en llamas:

 

Cada gota de sangre que se te escapa de entre los dientes es un ser perfecto / próximo habitante del planeta cama / donde las montañas no son más que células muertas tiritando en el espacio / Tu boca es un caballo de hierro que incendia las islas que me existen / Paso a ser un desierto despoblado y desprovisto de alegrías / En mi cuerpo ahora deshabitado no hay espacio para otro sentimiento que no sea el placer del polvo de huesos / que es nuestro propio polvo esnifado / Convierto tu hogar en mi guarida pero no vengo sola / Traigo a mis niñas violadas / Traigo a mi tía violada por mi abuelo / Traigo a mis muertos de sida y a mi abuela con cáncer hepático / galaxia dorada que se vuela de mi cuerpo/ Traigo toda mi marginalidad y encierro / Traigo mis fluidos escasos y mi sexo tembloroso / Traigo a mi padre comunista y alcohólico / Traigo a mis amigos / sobre todo a ellos / Los traigo de las manos porque como yo tampoco encontraron un lugar seguro en el universo / a ellos también les rompieron los tabiques sus progenitores y les arrancaron los pulgares para que aprendan a obedecer / Amor aunque quisiera no vengo sola / Traigo a mi madre ex bibliotecaria y amante vitalicia de las pastillas para dormir / que no sabe otra cosa que llorar por su vientre hinchado y por la fortuna que apaña como un sol benigno bajo el tocador / donde a diario se dibuja una sonrisa / Traigo a mis niñas que son en realidad un canto inexistente / como aquellos que entonábamos cuando existíamos en el vientre de nuestras madres pseudoproletarias / Recuerdo tu parto como una abertura en la piel del viento / te asistí / Le dije a tu madre dormida que cada vez que nace un Óscar el mundo celebra la caída de una estrella y fue entonces cuando saliste de su vientre / Celebré con aleteos descomunales tu alumbramiento / Te supe mío desde la primera bocanada de aire caliente que expulsaste amor mío.

Los bañistas son un caballo de hierro en llamas:

 

Te digo que no hay mejor lugar que el mar para nacernos otra vez / La idea de nuestros cuerpos sumergidos en sal agua y moluscos / con el cielo como un incendio fantástico sobre nuestras cabezas adheridas al reconocimiento del terreno acuoso del otro / azota mis sienes / Nos veo y me convierto en un caballo que asciende un cerro de cráneos y fetos gigantes que no hacen más que gritar tu nombre / No hay mejor lugar que el mar para vernos morir / toda el agua de Mompiche ingresando por nuestras bocas / convirtiéndonos en dos esferas de carne y vacío / elevándose ansiosas hacia el camino maligno de la convivencia / elevándonos sin remedio a este amor / sustancia amarilla / infectando nuestro planeta milagro / Me cuelgo de tu cuello como un koala / como un lunar enorme y mezquino que no quiere ser pero será / Te digo que cada lunar es un pequeño ser / complejo de sueños irrealizables adheridos a nuestra dermis / tatuajes nimios que nos regalan los rayos / Cuando me alcanzan tus manos retorno a la nada/ ¿me observas? / Ahí estoy / soy ese caballo de 0,4 metros de altura extinto ya / tú un feroz león de las cavernas condensado en la habitación / nunca debiste salir de mí.

Dos amantes separados por el Atlántico son un caballo de hierro en llamas:

 

Se dice que cuando cortas el vértice de una estrella de barro cósmico millones de ángeles lloran / su llanto desciende en forma de relojes líquidos y se nos mete por entre los poros / recordándonos que el tiempo es corto y sencillo / que no hay manera alguna de salvarnos del amor / No habrá escapatoria para nuestros cuerpos / mórulas violetas nadando en el vientre del mar / Imagino nuestro encuentro como un holocausto / donde los habitantes microscópicos que transportamos a diario / celebran y comen nuestras pieles hasta desaparecernos/ Celebro este dolor como celebraré la unión de nuestras tierras en una sola / aquí y ahora / no puede ser cierto si no te sumerges conmigo al vientre de agua que nos vio nacer en uno solo / Te digo que sí / que el mar es la única madre nuestra / corazón salino capaz de acogernos a todos / Volver al mar y dejar que nos bañe otra vez es abrirle la puerta al caos del amor / que es la calma necesaria para todos los que dolemos.

Dos amantes separados por el Atlántico son un caballo de hierro en llamas / Dos amantes separados por el Atlántico son un caballo de hierro en llamas / Dos amantes separados por el Atlántico son un caballo de hierro en llamas / Dos amantes separados por el Atlántico son un caballo de hierro en llamas / Dos amantes separados por el Atlántico son un caballo de hierro en llamas / Dos amantes separados por el Atlántico son un caballo de hierro en llamas / Dos amantes separados por el Atlántico son un caballo de hierro en llamas.

Yo

única amante separada de tu cuerpo soy un caballo de hierro

en llamas.

 

[1] Este poema pertenece al poemario “Canciones desde el fin del mundo” que será publicado este año con la editorial Amauta&Yaguar en Buenos Aires, Argentina.

Escrito por Yuliana Ortiz Ruano

Yuliana Ortiz Ruano (Esmeraldas, Ecuador, 1992) Gestora, co-editora en Cráneo de Pangea. Ha publicado: Sovoz (Hanan Harawi y Todos tus crímenes quedarán impunes, co-edicón peruanoecuatoriana). Mención de honor en el premio nacional Poesía en Paralelo 0. Textos suyos aparecen en varias revistas virtuales. Escribe para Las Críticas y es clúster de Liberoamérica en Guayaquil - Ecuador.