La Tierra se mueve y no la ves.
Te mira directamente a los ojos y te escondes.
Dejemos de dañar lo sagrado,
De buscar la vida en la muerte
Y conozcamos nuestro pasado de una vez.

Sol, Luna, Tierra, Aire
Sol, Luna, Tierra, Aire

Magec, el Sol, nos da calor,
Achuguayo, la Luna, ilumina nuestros caminos,
Tamarán, la Tierra, nos da comida y refugio
Y Achamán, el Aire, transporta nuestros gritos por la montaña.

Nuestros gritos,
sus gritos:
¡¡ATIS TIRMA!!

Por los esclavizados
y por los que encontraron paz en la muerte:
Atis Tirma.

Porque no quedó fortaleza sin sangre
drago impasible ni tabaiba silenciosa
que no viera la última batalla
de aquellos que cayeron por las estrellas.