I

Pies

Estos son los pies de mis abuelas,

que han caminado años

arena y barro,

y es de la raíz  fértil de su andar

que nacimos todas,

que viajamos toda la vida:

los pies son brotes fecundos.
II

Manos

Manos me han cuidado

desde que semilla de piel,

germiné en el útero de mi mama.

Manos arrugadas y maternales,

manos que trabajan la tierra

que  crean delicias en los platos de familia,

manos que moldean amor y ternura

y mejoran todas las cosas.
III

Vientre

Cuando he estado más triste,

el vientre aterciopelado

siempre recibe cálidamente mis penas

con caldos de flores y hierbas

para curar todos los males.

Es aquí donde nacen

todos los bosques de la tierra

y floreció el legado ancestral

que me hizo la mujer que soy.

IV
Útero

Acercate, este es un útero,

ombligo del Universo.

Todas las mujeres tenemos uno

palpitando en el centro de nuestro cuerpo,

esta es la guarida de las manos de diosas

y de aquí, manantiales de agua roja

bajan a regar los campos secos

para cosechar amor sincero,

frutas niñas e historias de guerreras.

Acercate, esta es nuestra casa.

Escrito por Mónica Alvarado Barzuna

Mónica Alvarado Barzuna. Nací en San José, Costa Rica en 1998. Curso el Bachillerato en Danza de la Universidad Nacional de Costa Rica. Publicaciones: Antología de poesía joven costarricense, Casa de Poesía, 2016. "...Palabras del poema no las decimos nunca, el poema nos dice" - Palabras en forma de tolvanera, Octavio Paz.