Nos quisieron calladas
asustadas, incultas
a veces incluso
deshumanizadas

Y no lo vamos a negar
aún hay miedo.
Porque yo también pude ser Marta.
Porque también soy de esas
que avisa a sus amigos al llegar a casa.

Yo también he mirado atrás al entrar l portal.
Me he puesto una sudadera grande
donde mis curvas no resaltasen
y evitado la mirada a un hombre que me ha mirado en la calle.

Piropos que no halagan a nadie.
Miradas que no provocaban deseo ninguno.
Silbidos que ruborizan y no de vergüenza.

Pero ahora nos ven juntas
Cultas e informadas
protestonas y malcriadas
porque esta vez
somos nosotras la manada.

Escrito por Zuleima García

Soy una joven de 19 años, nacida en Gran Canaria, que actualmente reside en Tenerife porque estudio psicología aquí. Me considero una apasionada de las letras desde muy pequeña. Desde los 12 años mi afición era leer y escribir, siempre historias de amor; con el tiempo lo abandoné, pero lo que vive en nosotros siempre vuelve. Recientemente he vuelto a escribir, esta vez poesía; y eso sí, con los sentimientos más a flor de piel que nunca, porque no hay nada mas bonito que sentirse identificado con las palabras.