Frágil,
al viento que mece mi cuerpo a su antojo,
al sol que me calcina,
al tacto que arrebata mi vestido
y a la lluvia que me domina.

Hiriente,
con el filo de mis traicioneras espinas
que desgarran la piel
de aquel intruso atrevido
que toca mis partes más finas.

Linda,
sublime a los ojos de cualquiera,
capaz de solucionar guerras,
majestuosa incluso marchita

Efímera
y olvidada,
usada y asesinada
para luego ser regalada.

 

 

 

 

Escrito por paula castillo

Bootá colombia 1998 siempre ha sido una persona muy sensible ante el mundo que la rodea, le encanta el arte y no encuentra mejor manera para expresarse que mediante el mismo, tiene varios diplomados en arte digital, tradicional y escritura creativa. Actualmente cursa la carrera de diseño digital REDES: paula castillo art (instagram facebook youtube)