Viaje

Ella duerme y sueña
que vuela entre edificios de cristal.

Espejos la reflejan
de mil formas diferentes.

Su imagen
liviana,
fugaz,
deja estelas en el cielo.

Se disgrega.

Hoy es una flor,
mañana,
tal vez,
será una estrella.

Ella brilla,
se vuelve transparente,
y despierta.

A %d blogueros les gusta esto: