-De ahí son unas horas, de ahí se ve muy lindo el atardecer. Podemos quedarnos en ese hotel tan bonito, en el que dan tan buen almuerzo. Vamos temprano a las ruinas y manejamos unas seis horas para llegar temprano a la ciudad.

-Me gusta mucho viajar y que aprovechemos estos días de descanso.

-Nos vamos a perder los juegos pirotécnicos del cuatro de Julio, los cuetes “You know!”

-Es triste todo lo que está pasando en el país, eso de los niñitos.

-Si está feo. Oye ¿Ya rentaste el auto?

-No, más tarde lo hago.

Escrito por Mikail Delacroix

(Las Cruces Nuevo México, EUA) Vive en la frontera entre México y Estados Unidos, es miembro del taller literario (Pizca a las 6:30) Colaborador de la revista Arenas Blancas de la Universidad Estatal de Nuevo México. En el 2013, publicó el libro de micro-ficción Memorias de un Camaleón. Su trabajo aparece en diferentes revistas literarias y en antologías como: "Al este del Arcoíris"(New Jersey, 2011) Cursó la Licenciatura en Estudios Chicanos y Maestría en Literatura Hispanoamericana en la Universidad Estatal de Nuevo México.