En algún hospital de la ciudad, un hombre está decepcionado porque su “primogénito”, nació niña.

En algún hogar de la ciudad, un padre pervertido, levanta el vestido y toca de manera sexual a su pequeña hija de tan solo 4 años de edad.

En algún televisor de la ciudad, una niña aprende que debe callar, complacer y cualquier cosa soportar, para poder agradar.

En alguna escuela de la ciudad una niña de sexto grado es rodeada en las escaleras por tres de sus compañeros, que intentan obligarla a besarlos para dejarla pasar.

En algún liceo de la ciudad, una adolescente de 14 años recibe el reclamo de su primer novio porque anoche no le respondió los mensajes de whatsapp.

En alguna cama de la ciudad, una adolescente de 15 años es embarazada y abandonada por un vecino de 30 años, que la sedujo y la utilizó sólo para copular.

En alguna calle de la ciudad, una chica de 19 años recibe las burlas de su novio porque no responde a la expectativa de belleza social.

En algún teléfono de la ciudad, un hombre joven le grita a su prometida porque no lo llamó apenas llegar a su casa tras salir de trabajar.

En algún apartamento de la ciudad, una mujer recién casada recibe la primera paliza, de quien para toda la vida juro con ella estar.

En alguna fiesta de la ciudad, una joven pasada de tragos es violada en grupo, porque según ellos “la zorra” se lo merecía.

En alguna universidad de la ciudad, una estudiante está siendo acosada por su profesor de ética y filosofía.

En alguna oficina de la ciudad, la mujer de limpieza es coaccionada por su jefe para que le haga sexo oral, bajo la amenaza de que a su edad y con esta crisis, otro trabajo no podrá encontrar.

En algún despacho de la ciudad, un ministro se embolsilla el dinero destinado a garantizar tu derecho a la no violencia y a la igualdad.

En alguna autopista de la ciudad, está siendo trasladada la joven que los policías secuestraron para ser vendida y prostituida.

En alguna esquina de la ciudad, una mujer transgénero es apuñalada por un fanático religioso, quien asegura que el mandato divino es discriminar.

En algún restaurant de la ciudad, una lesbiana es expulsada con su pareja del lugar, porque su amor genera incomodidad.

En algún botadero de basura de la ciudad, está siendo hallado el cuerpo desmembrado de una mujer que a su maltratador no se atrevió a denunciar.

En algún cementerio de la ciudad, está siendo enterrada una mujer a la que nadie protegió, aunque les dijo a todos que su esposo la quería matar.

 

Escrito por Esther Pineda G.

(Caracas, 1985) Socióloga (2010), Magíster Scientiarum en Estudios de la Mujer (2013), Doctora en Ciencias Sociales (2015) y Postdoctora en Ciencias Sociales (2017) egresada de la Universidad Central de Venezuela. Consultora, conferencista y escritora en los temas de igualdad de género, discriminación racial y derechos Lgbti.