Quién imprime esta duda y pulsa desde el centro

qué icaro pensamiento deviene después libélula

y hace nido en la herida

hilos hilos hilos

madeja

nido

ser lo que seremos de espaldas a la gravedad

 

 

 

qué albor

qué recuerdo de azúcar se sienta a esperar en la pálida noche

la llegada de Quién

 

 

 

quién eres tú

soy doña nadie

el viento atraviesa el cañaveral

la piel espera el golpe sin eje

es real una mano que sangra

 

 

 

la arcilla invierte su brillo

crece la proyección de una pluma desde su canto

de qué perdido horizonte no hemos sabido retornar

de qué visiones enceguecimos en el alba, hermana

y ya no supimos cómo es que se habla/ se canta/ i se corea

nuestras alas palidecen

qué saliva nos ha envenenado/ qué lengua/ qué manzana

si tus besos estaban en el origen de mi copla

y ya no

qué aparición drástica, hermanito

arriando el bosque con tu lengua de venado

hacia arriba

hacia abajo

hacia el lado

hacia el atardecer del amor y de la niebla

 

 

 

yo también palidecí de las palabras

de su cálculo en la vesícula/ de su plétora de bilis/ de su piedrería

pero in principium sigue siendo

sigue siendo

sigue estando el sueño

Escrito por Rocío Ágreda Piérola

Rocío Ágreda Piérola (Cbba, 1981). Estudió Filosofía y Letras.