Huitaca

Volcán de  substancia etérea
que embelesa la penumbra
con el himno de su libido.

La  rebeldía de sus ojos
danza enmudeciendo el silencio
y sus plumas se despliegan
en remolino de resistencia.

El sol no es necesario

para hacerla brillar.

Chía

Guardiana del firmamento,
pronuncias  mi nombre
mientras yo padezco  tu luz.

Eres quien equilibra el universo,
danzarina nocturna
que traza  elipses invisibles
y moja  el ovario de escarlata,
para germinar la semilla, el follaje.

He visto tus veintiocho  estados de ánimo,
cada uno tan preciso e inmaculado.
Con los bolsillo llenos de  azúcar,
arrullas el viento para bendecirlo,
ha llegado el tiempo de la cosecha.

Yemayá

Inunda de sal sus pulmones,
entre húmedos rugidos
devora sus cuerpos,
Ella  siempre reclama sus hijos.

Escrito por Lina Téllez

Colombia (Bogotá). 1991 - Internacionalista y Politóloga, Fotógrafa, Gestora Cultural, Docente investigadora, locutora, periodista, poeta. Socia creadora de la Fundación Táctica de Paz y Directora de Comunicaciones de la misma.