¿No has pensado
que la sombra de tu caminar
no existe sin una luz,
y que las palabras
no son más que
aquello que no mencionan?

¿Acaso sólo fue
una ráfaga de ilusiones
la sombra y las palabras?

Porque te he encontrado
al borde de la ventana
esperando el viento

El golpe de la vida

La demora
que sin paciencia
abruma, ahoga.

Nunca nadie te dijo
que la vida es
éste ir y venir
de los colores.

Del azul melancólico
del amarillo perplejo
y del verde despreocupado.

Nunca nadie te dijo
que no tenemos en común
la vida

sino la muerte.

Vivir es morir.
Y sólo en susurros
cantan nuestra brevedad
ante la mirada
de un cielo inadvertido.

Mientras que nuestra
vida-muerte
es una flor diminuta
que l e n t a, se abre
cuando el Sol
le llama a despertar.

Es un suspiro
un chispazo
una ilusión desértica
en nuestro viaje
por el mundo.

Escrito por Brenda Cedillo

Brenda Cedillo, estudiante de Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y poeta de 20 años, ha colaborado en la antología Contracanto (Proyecto Almendra, 2014) de estudiantes de CCH’s a través del Torneo Adversario en el Cuadrilátero, organizado por Verso Destierro, en esos primeros versos podemos ver las primeras pinceladas de ideas que no ha parado de pensar; estos resabios poéticos desembocaron en Los Espejos Del mundo (Proyecto Babel, 2017), primer libro de poesía que desarrolló. También colabora en la Antología de literatura mexicana núm. 22, titulada: Ciudadela de Orfebres (Colectivo entrópico, 2018) Y Ganó el 2do lugar en el Torneo de Poesía Adversario en el Cuadrilátero 2017. La poesía de Brenda es un diálogo constante con su ser filosófico, por lo que sus versos, fuera de su estética acompasada, se ven inmersos en diversas cuestiones como, la finitud, la imposibilidad del habla como acto creador, el acto estético y la libertad en su sentido fuerte. En su entramado estético Brenda nos va atisbando senderos que dan el último rodeo al lenguaje, para poder salir del campo de lo que puede ser dicho con sentido.