“La poesía se ha ido…”

La poesía se ha ido
a jugar al escondido:
mi mano le busca
en los senderos laberínticos de la mente,
su escondite preferido
mi poesía se ha ido,
no dijo cuándo volvía,
si volvería siquiera
y le extraño
como se extraña el buen sexo
y los besos en el cuello,
le extraño
como se extraña la soledad
cuando se está rodeada de gente,
le extraño,
extrañamente demasiado.

A veces,
cuando miro por horas las hojas
o el viaje tranquilo de las nubes noto,
creo que ha vuelto,
o cuando florecen historias del
beso del sol en pieles tostadas de mujeres,
o cuando en el éxtasis del orgasmo
cierro los ojos para encontrarme con ella…
ahí siento que ha vuelto,
mas mis manos no le han encontrado aún
y este ha sido el juego más largo de todos.

A %d blogueros les gusta esto: