Heliotropo

Mensajero de viento,
tu alma está sobrevolada
por pistilos de heliotropo
y te elevas…
En tu ascenso,
regresas el canto
a los arroyos escondidos
bajo el follaje de la selva.

Tu grácil recorrido
libera una estela
de míticas semillas:
brotan árboles legendarios.

Por eso, al evocarte,
se desborda en mi memoria
una familia de bejucos
en búsqueda de tu burbuja…

Atestiguo la extensión de tu portal
y desaparece ante mí, toda posibilidad de distancia.

Qué privilegio brindas:
si quisiera abrazarte ahora,
tan sólo tendría que cerrar los ojos.

Captura-de-pantalla-2017-03-02-a-las-6.45.07-p.m.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: