Habitamos espacios en el aire
viajamos en el tiempo
(nunca me temblaron tanto las manos como hoy)

Habitamos la espera
algunas veces el tiempo hace daño
(me aburre lo cotidiano)

Habitamos cuerpos sin rostro
páginas en blanco
marcamos los días sin necesitar de tinta o un calendario
(ya lo había dicho antes, hay días maravillosos & días)

Habitamos un cuerpo con rostro
vistas con lluvia a través de la ventana
cuando hace calor, se nos pone la piel pegajosa
(siempre quise estar dentro de la alberca un momento)

Habitamos atardeceres frente a un descampado
vistas abstractas y carteles de:
¡PELIGRO, COCODRILOS!
(cada día contiene mensajes entre sus páginas)

Habitamos tormentas y días soleados
(no sueltes mi mano)

Habitamos el mismo espacio
describir su textura me es imposible
la luz de cada instante
me promete más momentos
(las promesas son para romperse)
se fuerzan con el tiempo
algunas veces, hasta que desaparecen.

Habitamos sentimientos con frenos
acumulados en millas sobre caminos
(no es malo sentir diferente)

Habitamos diferentes husos horarios
la misma soledad nos acaricia la espalda
(qué buena aquella mañana con el desayuno en la habitación)

Habito unos huesos ya cansados de mis errores
ya cansados de mis decisiones
(siempre estuve segura de hacerlo, no repetiría).

Escrito por Yanine Villalobos

(Ciudad de México, 1987) Lic. en Comunicación y RP. Diplomado de Corrección y Estilo en Español (en línea) de La Universitat de Barcelona, Diplomado de Creación Literaria en Casa Lamm. Autora del plaquette de poemas "Gemidos" presentado y distribuido en Ciudad de México y España, por medio de la autogestión.