Ese gran mal de no poder estar solo.

La Bruyère

Fragmentario

De tan aterrorizado, me encerré en el baño de la habitación y, después de un día, todavía no salí. Sucedió ayer. Hacia las nueve de la noche, acabando de salir de la ducha, un hombre forzó la puerta de la habitación y me agarró a golpes hasta que me quedé inconsciente sobre la cama. Después, con una navaja, rasgó en mi pecho la fecha del día siguiente (hoy) y saltó por la ventana. Envuelto en la toalla, dentro del baño, vi todo eso por la rendija de la puerta.

_

Notas del horror I

Non es preciso decir que el suicida muere.

_

Notas del horror II

Sin duda, dijo papá en su velorio.

_

Notas del horror III

El velorio es tuyo, hijo.

_

Atadura

Un hombre está sentado solo en una casa. Sabe que no hay nadie más en el mundo: todos los otros seres han muerto. Mirando una fotografía, se acuerda de la tienda de tabaco de su padre, mientras que el dedo índice intuye ocho dígitos cicatrizados en su pecho.

__

Los cuatro primeros cuentos son parte del libro Eu queria que este livro tivesse orelhas (Ed. Oito e meio, 2018). El último es inédito, pero previsible.

Escrito por André Balbo

André Balbo é escritor e editor da Lavoura.