Soy reflejo inconsciente

de pasados ajenos,

raíz inequívoca del mío,

huellas trazadas en el camino

por ancianos conocidos

en donde caben perfectos mis pasos.

 

Soy la réplica del cantar

de mis abuelos y mis tías,

y de sus abuelos y sus tías,

linaje,

familia,

descendencia.

 

Son esas vidas que existieron

antes de mi primer respiro,

las que me construyeron desde lo lejos

y es su antaño,

el reflejo

de lo que hoy aún no entiendo,

de lo que

sin haberlo pedido

llevo puesto

como nombre y apellido,

de lo que me hace

y deshace.

 

Es esto de lo que me desprendo

siempre que puedo

y a la vez,

más atesoro adentro…

porque es la sangre lo único

que se tiene por siempre,

incluso después del olvido.

Escrito por Mónica Alvarado Barzuna

Mónica Alvarado Barzuna. Nací en San José, Costa Rica en 1998. Curso el Bachillerato en Danza de la Universidad Nacional de Costa Rica. Publicaciones: Antología de poesía joven costarricense, Casa de Poesía, 2016. "...Palabras del poema no las decimos nunca, el poema nos dice" - Palabras en forma de tolvanera, Octavio Paz.