“África, mi vínculo con la vida”
África,
Dadora de vida,
De mi herencia negra,
De mis labios gruesos que cantan verdades,
De mi nariz ancha que respira libertad,
De mis manos grandes que escriben lo que pienso.
África,
Mi vínculo con la vida,
Mi vínculo con América.
África,
Que ni ella ni yo nos hemos conocido…

 

“El racismo nos vuelve extranjeros en nuestro país”
Para muchos
Lo más difícil de ser extranjero
Es tener que explicar
Es tener que responder
A la eterna,
La inacabable pregunta,
¿De dónde eres?
¿De dónde sos?
Where are you from?
D’où viens tu?
De onde é?
Da dove vieni?
Woher kommst du?
Pero más difícil
Es ser extranjero
En tu país.
Ser negro es nacer extranjero
Ser negro es ser ajeno
A la tierra que te vio nacer
Ser negro es ser,
Constantemente expulsado
Con el discurso
Con los gestos
Con la mirada.
Desde que la memoria me asiste
Recuerdo,
La incesante pregunta:
¿De dónde eres?
Mi extrañeza ante la interrogante
Pero sobre todo,
La sorpresa
La incredulidad
La burla
La sospecha ante mi respuesta:
De aquí.
La insistencia de mi interlocutor
La repetición de la pregunta
Esta vez,
Esperando ser respondida
Con lo que este desea escuchar:
La afirmación de que no
No soy,
No puedo,
No debo,
Ser de aquí.
Mi respuesta nuevamente:
De aquí
Solo causa decepción
En quien me interpela.
No es suficiente
Mi respuesta no le basta
No le satisface.
Ahora,
El pertinaz cuestionador
Quiere saber de mi familia
De donde son
Cuantos son
Cómo son
Para encontrarle sentido
A lo que para él,
Es un absurdo,
Un despropósito.
Que yo
Al igual que él
Nací aquí,
Que mi piel negra
Al igual
Que la suya blanca
Es también de este país.
El racismo
nos vuelve extranjeros
en nuestro país:
yo soy extranjera
desde que nací.

 

“Racismos americanos”
La derecha del norte dice
Que nuestros países son de mierda
Nos dominan y se imponen
Hasta que ocurre una tragedia.
Cuando huracanes y tormentas
Acaban con la riqueza
El señor de la guerra
Solo papel toilet les lleva.
En el sur no es muy distinto
Allí de paso nos niegan
Eso dicen en las cumbres:
Que Europa
Es nuestra madre y reina.
En El Caribe las pseudo izquierdas
No se quedan por fuera.
En su discurso alaban indígenas
Mientras los roban
Los matan
Y con minería explotan sus tierras.
A los negros
la peor parte les dejan.
con el cuento de “liberar al pueblo”
van y los cosen a balas
Porque según los estereotipos
se parecen al hampa.
Pero yo no soy racista
Dicen con su cara lavada,
Sin embargo, en América
Europa es la que manda.

 

“Afroamericana”
En Venezuela
No me creen venezolana
En América Latina
No me creen latinoamericana
Me hablan en otros idiomas
Me preguntan
Si soy africana
Pero todavía hay quien le ofende
Cuando digo que soy
Afroamericana.

Escrito por Esther Pineda G.

(Caracas, 1985) Socióloga (2010), Magíster Scientiarum en Estudios de la Mujer (2013), Doctora en Ciencias Sociales (2015) y Postdoctora en Ciencias Sociales (2017) egresada de la Universidad Central de Venezuela. Consultora, conferencista y escritora en los temas de igualdad de género, discriminación racial y derechos Lgbti.