Linh Dinh (Saigón, 1963) es un escritor estadounidense de origen vietnamita. Además, trabaja en su blog fotográfico Postcards from the End of [the] America[n Empire]. Su obra artística, en general, trata de la vida contemporánea, la sociedad y el arte.

Este poema, a primera vista sencillo y gracioso, tiene mucho de político. «Comer pollo frito» es un breve texto que cobra pertinencia en la coyuntura de violencia (y apatía) que actualmente sacude a muchos países del continente americano.

Comer pollo frito

Odio admitirlo, hermano, pero hay veces
que como pollo frito
que no pienso en nada más que comer pollo frito,
que olvido por completo mi familia, honor y país,
las muchas deudas de sangre que me debes,
mis humillaciones pasadas y futuros crímenes —
Todo, en resumen, menos la crujiente piel de mi pollo frito.

Pero no soy completamente malo, también hay veces
que me rehúso a lamer o tragar cualquier cosa
que no esté disponible en general para la raza humana.

(Que es, cuando lo piensas, absolutamente nada).

Y sin duda es por eso que las manzanas pueden causar revueltas,
y la carne lleva a la humillación,
y cada bocanada de aire
le llenará a uno los pulmones de pólvora y humo.

Escrito por Estefanía Angueyra

Estefanía Angueyra (Bogotá, 1992). Literata, traductora, poeta. Actualmente cursa la maestría de Escrituras Creativas en Español de NYU. Algunas muestras de su trabajo aparecen publicadas en revistas como El Malpensante, Círculo de Poesía, La Raíz Invertida y La Caída. Ha participado en distintos talleres artísticos y literarios, y mereció el premio del VI Taller de Poesía del FCE filial Colombia. También escribe sobre restaurantes en su blog La Pobre Viejecita.