Desde la (mi) jaula miro
y mi mirada parece perderse
en esa cristalización idealizada
de un atardecer de primavera.

Desde la (mi) jaula pienso
que quizá sería posible
perderse en la marea interminable
de tus pensamientos sin sentido.

Desde la (mi) jaula escucho
todas esas palabras agobiantes
aglutinándose en el silencio
que jamás pude pronunciar.

Desde la (mi) jaula bailo
al ritmo de las historias
susurradas por aquel grillo
que se esconde en la cueva empantanada

Desde la (mi) jaula siento
y en mi sentir encuentro
ese (mi) caos irreconciliable
que parece brillar con luz propia.

Pero a su vez…

Desde la (mi) jaula encuentro
todas las miradas y pensamientos
y sonidos y sensaciones
que pujan incesantemente por escapar.

Y es que desde la (mi) jaula
a veces
también
puedo encontrarme.

Escrito por Lucía Juan

Córdoba, 1997 – Estudiante de literatura – (Futura) traductora y escritora.