Ceci Saia es youtuber argentina. Se formó en Psicología y se orientó a la comunicación, y aplicó esta formación para la creación de sus dos canales principales: El canal de consejos y comedia: http://youtube.com/cecisaia y el canal de viajes y experiencias: http://youtube.com/cecideviaje .

Este año publicó con editorial Montena la novela young adult Un verano en Abril. Para leer la sinopsis antes de comenzar la lectura de la entrevista, entrar acá .

Mis preguntas:

¿Cómo se te ocurrió que gran parte de la historia de Un verano en Abril transcurriera en Coronel Vidal, un pueblo chico de la provincia de Buenos Aires donde todo el mundo se conoce?

Fue una idea un poco arriesgada porque, al ser un pueblo chico, cualquier error que yo pudiera cometer se iba a notar enseguida. La verdad es que yo sabía que quería que fuera en un pueblito dentro de la provincia de Buenos Aires o en alguna zona de la región pampeana, por esto de estar aislados, no de irse a algún lugar súper urbano o turístico. Abrí el Google maps y me puse a mirar la provincia, buscar pueblos, a ver qué me llamaba la atención. Vi las fotos de Coronel Vidal y me pareció que la historia tenía que transcurrir ahí. Cuando tenía que poner el nombre de las calles, iba respetando lo que veía en el mapa. Obviamente, hay cosas que inventé porque los personajes y las ubicaciones son ficticios, pero así es cómo se me ocurrió todo.

La historia sucede en el siglo XXI con miras al siglo XX (Abril encuentra el diario del bisabuelo de Marina), ¿cómo conectas pasado con presente en cuanto a sensaciones y formas de mirar la vida? Es interesante porque mencionás las obligaciones, el feminismo…

Por un lado, el tema de las obligaciones y el feminismo es algo que pensaba con respecto a mi abuelo. Creo que gran parte del bisabuelo de Marina está inspirado en mi propio abuelo. En cómo él se había criado con valores antiguos y luchaba mucho para tratar de aggionarse a lo que era la vida moderna. Definitivamente, algunos valores como el matrimonio igualitario o el feminismo no los compartía, por más que se esforzara en tratar de comprenderme. Es un poco lo que quería mostrar yo, que hay ciertas mentalidades antiguas que no sucedieron hace tanto y por eso está bueno que nosotros sigamos esa lucha. Hace menos de cien años, el mundo era muy diferente y está en nuestras manos que siga mejorando y avanzando. Pero, más allá de eso, para mí jugar con el pasado y el presente es una metáfora de los propios cambios que tenemos nosotros como personas permanentemente. Y cómo tenemos muchas veces que soltar ese pasado para actualizarnos y ser las personas que podemos ser a cada momento si evolucionamos.

En un pasaje de tu novela, se menciona la sensación de aprender a andar en bicicleta, dejar pasar un tiempo y retomarlo. Para vos, ¿volver a amar es como volver a andar en bicicleta? ¿En qué sentido?

Sí, absolutamente. Acá me voy a poner un poco romántica pero creo que después de una ruptura amorosa sentís que hay un montón de cosas que se rompieron y no sabés si se van a volver a arreglar, si te vas a poder volver a enamorar o superar esa persona, dejar de extrañarla. Y, finalmente, cuando estamos listos, todos esos miedos desaparecen y volver a enamorarse es tan fácil como fue la primera, la segunda, la tercera o la cuarta vez.

¿Cuánto hay de vos en esa protagonista curiosa y aventurera que se está descubriendo?

Todo hay de mí en esta protagonista. De todas formas, hablé con otros escritores y leí mucho sobre eso y la mayoría está de acuerdo en que todos escribimos sobre nosotros mismos, a propósito o no. En este caso, yo tengo clarísimo que hay mucho de mí en Abril Salvatore, no necesariamente de quien soy yo ahora en 2018, sí de quien era yo en 2008 o 2009.

En varios capítulos está muy presente la vida familiar de la protagonista, Abril Salvatore es una chica que quiere mucho a sus padres y su hermana. ¿Cuán importante crees que es la vida familiar, sobre todo en la juventud? ¿Cómo se siente tu familia al ver que te está yendo bien en tus proyectos literarios y audiovisuales?

Es súper importante. No quiero decir que si uno no tiene un buen vínculo con la familia, no pueda tener éxito en la vida o una vida emocional estable. Hay gente que no tiene esa suerte y aun así puede encontrar ese tipo de lazos en los amigos y los amigos a veces son la familia que uno elige. Pero sí creo que, para los que tienen suerte de tener una familia sólida con la que se lleven bien y se sientan apoyados, eso hace que uno pueda dar pasos de una manera más segura. Que no importan las circunstancias económicas, laborales o amorosas porque siempre tenés ahí un respaldo. Yo soy muy cercana a mis papás y a mi hermana. Con respecto a mis éxitos, mi familia me apoya mucho y se enorgullece y, a veces, hasta los festeja más que yo y eso está buenísimo.

Abril está en pleno cambio, ¿cuántas veces pensaste «necesito irme de acá» aunque sea unos días para poner tu mundo interior en orden? ¿Alguna vez se te ocurrió la idea de irte a vivir a otro país de manera permanente?

Todo el tiempo. Yo cada vez que tengo una crisis (en el bueno o malo sentido), crisis por algo que me pasó o porque simplemente siento que necesito un cambio, siempre fantaseo con hacer lo mismo que hizo Abril y decir me voy, me voy, me voy. Y de hecho este año lo hice, me fui seis semanas a Europa después de un cambio de vida personal bastante importante y fue muy divertido hacerlo. Y al mismo tiempo, me di cuenta de que en el libro para Abril era mucho más fácil de lo que es en realidad levantar campamento durante un plazo tan largo. Y sí, pienso mucho en irme a vivir a otros lugares no sé si de manera permanente, de forma indefinida, como «bueno, vamos y vemos qué pasa».

A lo largo de la novela, varios personajes atraviesan rupturas amorosas, ¿cuán importantes creés que son las rupturas sanas para la madurez emocional?

Yo te diría que es al revés, es muy importante la madurez emocional para poder tener una ruptura sana y que lxs dos estén en un nivel de esto. Si no, las cosas se complican y aun así el tema de las rupturas amorosas es tan complejo que podés tener dos personas maduras que hagan terapia, que lo tengan procesado pero duela y sea difícil. No hay una fórmula para una buena ruptura más que cruzar los dedos y esperar que todo salga bien. Más que nada en el momento exacto, después a la larga uno siempre siempre está bien.

¿Cuál es tu próximo proyecto literario?

Estoy fantaseando mucho con la idea de hacer un nuevo libro dentro del mismo universo de Un verano en Abril, no sé si necesariamente protagonizado por ella o por alguno de los personajes secundarios, que los quiero tanto. De todas formas, es algo que sucederá en un mediano o largo plazo, no es algo que esté haciendo en este momento.

Si pudieses decirle algo a la Ceci del pasado, ¿qué le dirías? En un video de YouTube decís que la idea de la novela surgió en tu adolescencia, ¿cómo apareció?

Lo que surgió en mi adolescencia fueron escenas, muchas se me ocurrían y no sabía qué lugar darles y cuando me senté a diagramar la historia, las pude concatenar y estuvo divertido, estuvo bueno eso. Me encantaría decirle a la Ceci del pasado que va a publicar un libro sobre esto, y lo va a amar y a un montón de gente le va a gustar ese libro, va a tener muchas rupturas amorosas y va a superarlas todas, que se quede tranquila y que aguante.

Escrito por Denise Griffith

Escritora argentina. Publicó con la editorial Escritor de la legua un poemario llamado Antojos de desorden y participó de la antología El gran libro de los perros de la editorial española Blackie Books. Trabajó en el Ateneo Grand Splendid (una de las librerías más hermosas del mundo). Asistió al taller literario dictado por el escritor Luis Mey y colaboró en diversas revistas digitales. Se desempeña como crítica de teatro para la página GEOteatral. Contacto: griffith.denise.03@gmail.com