En esta entrega, entrevistamos a la escritora argentina Daiana Congett (Luján, Buenos Aires, 1990).  Esto fue lo que nos dijo:

 ¿Cómo surgió tu interés por las historias de terror?

Surgió cuando tenía seis años. Mi mamá era fanática de las clásicas películas de terror, así que me fue mostrando “Psicosis”, “La masacre de Texas”, etc. Este fue el puntapié que necesité para investigar por cuenta propia. A partir de ese momento, me hice fanática de “¿Le temes a la oscuridad?” y de “Cuentos de la cripta”. Simultáneamente, comencé a leer la colección de “La calle del terror” de R. L. Stine, “Ultratumba” de Tom B. Stone y “Fantasville” de Christopher Pike. Ese tipo de terror era el indicado para la edad que tenía en su momento. Mi amor por King vino unos pocos años después.

¿Cuáles son tus referentes en cuanto al género del terror?

Mis referentes en el género son: Stephen King, Edgar Allan Poe, H. P. Lovecraft y Roald Dalh.

 Recomiéndanos un libro de este género que tú consideras imprescindible.

“La larga marcha” de Stephen King. No da miedo, pero es un acercamiento importante a la psiquis humana y cómo se comporta en casos de supervivencia extrema.

 Has publicado dos libros en idioma castellano. ¿En qué se diferencia tu libro Sementerio del de Ana?

“ANA” es una novela de género dramático con tinte epistolar. “Sementerio” es un libro de cuentos y NO es apto para estómagos ulcerosos. Básicamente, puedo decir que mi primer trabajo fue experimental. Volvería a escribir novelas de género dramático sin dudar, pero no lo haré con frecuencia. Me gusta más escribir cuentos y ver el efecto que produce en el lector. Los géneros en los cuales voy a incursionar son: drama, terror (thriller y gore) y policial. Los que me conocen, saben que mi mente macabra es dominante y siempre predomina el gore.

¿Has tenido algún tipo de obstáculo en tu carrera por el hecho de ser una autora joven y el hecho de ser mujer?

Por desgracia, he tenido algunos obstáculos, pero no es nada que no pueda resolver. Hay personas que consideran que el tipo de literatura que hago es grotesca o vulgar. Por lo general, la gente mayor no ve con buenos ojos que yo sea tan explícita, tampoco soy del agrado de los lectores aficionados a la literatura romántica. Romance y terror son dos polos totalmente opuestos. Afortunadamente, cuento con un público selecto y leal. Por ellos sigo escribiendo, porque sé que hay personas que tienen la mente abierta y disfrutan de lo que hago. Prefiero seguir siendo fiel a mi estilo y no venderme al mercado de la novela rosa.

¿Cuál ha sido tu experiencia más gratificante en tu carrera literaria?

Mi carrera estuvo llena de momentos gratificantes, pero hay uno en particular que se me viene a la mente. Recuerdo cuando estaba en la Feria del Libro de Pilar y una adolescente se me acercó con lágrimas en los ojos para que le firmara un ejemplar. Ella me veía como eso que tanto quería ser: escritora. La abracé y le dije que todo llega. Le conté que mi constancia me había llevado hasta donde estaba y que si yo pude, ella también lo haría.

Tu nuevo libro “Cánido, historia de una metamorfosis”, ¿qué temas abordan y cuándo será publicado?

canido

 

“Cánido, historia de una metamorfosis” es un relato largo sobre la estadía de un hombre en la jaula de una veterinaria. Lo poco que sabemos es que el protagonista fue encerrado por su esposa y nos cuenta en primera persona todos los castigos a los que es sometido. Es un thriller que va a poner a prueba el grado de desesperación del lector.

 

 

Leí en tus redes sociales que inauguraste Editorial volcánica, ¿cómo surge la idea de esta editorial y qué géneros planean publicar?

Yo siempre quise ser editora, porque el editor está involucrado en todos los procesos de creación de un libro. El escritor lo vive como un proceso de gestación, muy similar a lo que sería un embarazo. El editor, lo ve como una escultura perfectamente moldeada. Digo esto porque el libro pasa por una serie de etapas, en las cuales, se va puliendo cada detalle. Las etapas que considero fundamentales son las de corrección y maquetación. La corrección es imprescindible en Volcánica, ya que no podríamos publicar un libro con faltas de ortografía o que no fuera claro para el lector. Por otra parte, la maqueta genera un sentido de identidad y un escape a la monotonía. A mí, particularmente, no me gustan los libros que solo tienen texto. Nos interesa diferenciar un libro de fantasía respecto a uno de terror o de romance. El diseño interior hace que esto sea posible. Volcánica aceptará todos los géneros literarios.

 ¿Algún consejo para escritores jóvenes que deseen publicar?

Mi consejo es que todo es posible si uno no se desalienta. Siempre digo que aquel que llegó lejos fue porque nunca miró hacia atrás y tampoco se detuvo a escuchar a aquellos que quisieron desanimarlo.

Finalmente, qué nuevos proyectos se vienen para ti este año

Además de “Cánido”, este año tengo pensado publicar algunos cómics de “Sementerio”. Son adaptaciones de los cuentos y trabajo con gente muy talentosa. Simultáneamente, bajo el pseudónimo de Lara McLaggen, voy a traducir mis obras anteriores. Todo eso como escritora. Como editora, me encargaré de promocionar y difundir a los autores de Volcánica.


Sobre la autora:

Nació el 21 de diciembre de 1990 en Luján, Buenos Aires, Argentina. Es miembro de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE). A lo largo de su carrera como escritora, ha recorrido las distintas ferias del libro del país. Debido a la originalidad de su trabajo ha sido galardonada con medallas de plata y diplomas de honor. Se desempeña como correctora ortotipográfica y de estilo. En el mercado inglés publica bajo el pseudónimo de Lara McLaggen. Es editora y socia fundadora de Editorial Volcánica.  Obras publicadas: “ANA” (2017), “Sementerio” (2018), “Cánido: historia de una metamorfosis” (2019).

 

Escrito por Sara Montaño Escobar

Sara Montaño Escobar (Loja-Ecuador, 1989). Licenciada en psicología general. Sus poemas se encuentran en revistas de Ecuador, México, Venezuela, Argentina, Colombia y España. Parte de la Antología de poesía y relatos publicada por el Municipio de Loja (2017). Relato publicado en libro cartonero “Pasaporte”, un proyecto que corresponde a tres editoriales cartoneras: Dadaif Cartonera (Ecuador), Cossete Cartonera (Francia-Brasil) y Pirata Cartonera (Ecuador-Salvador). Publicó la plaquette Génesis de ausencia (Vis-k-cha, Editorial independiente, Loja- Ecuador, 2017).