Tres Poemas de Cristal

no más a soledad.

“Estoy hecha por Dios para la gloria,
y camino orgullosa por mi propio camino.”

Wallada la Omeya

mantengo mi corazón vivo
latente en fuego ardiente
y ardo
y me libero de ésta cárcel de hierro
desnudando uno a uno los secretos
y es en la carne que pongo el alma
camino con los pechos firmes
mantengo mis sueños alturados
altruista
como ola me levanto
y aunque mis manos siempre van vacías
tomo todo de la vida
ya no temo a las palabras
mis ojos se han vuelto de cristal
no importa más lo que dejé atrás
me convertí en viajera a destiempo
y la vida se convirtió en fuego interno
sobreviviente del viento y del mar
de tu historia y mi memoria
trasgresora de mandamientos
a veces el molde perfecto
(la reconstrucción toma tiempo)
ya no hay nadie que aplaque mi pasión
hoy respiro libre
respiro a-mar
pero no más a soledad.

por eso estoy aquí.

por eso estoy aquí ahora
brindándote mi cuerpo
mi alma
mi espíritu
sin miedos
sin ataduras
sin distancia
con las ganas encendidas
de clamar tu infierno
seré perversa en lo profundo
tiernamente besaré tus cicatrices
impregnaré mi nombre
en todos tus recuerdos
sin importar tus amores
sin importar tus pasiones
tan solo quiero
descansar en tu pecho
mi vientre en tu cuerpo
sin pudor
sin temor
desprenderte la piel
besar tu desnudez
y una vez llegada la mañana
no volverte a ver.

no se suponía que yo te amara.

entregué mi piel
no esperaba nada
no se suponía que tocarías el fondo de mi alma
no se suponía que hicieras que estallara
tan solo que me besaras
que mi cuerpo cayera en el tuyo cuando me abrazaras
no se suponía que iba a sentirme derrotada
ni que el resto del mundo olvidara
solo el sabernos existir en un instante
y luego alejarnos como siempre y sin constantes
¿será que te hiciste esperar demasiado
o que quizás estuviste siempre a mi lado?
mientras mi piel se rendía a las estocadas de tu lengua
mi corazón yacía alimentando tu ego
un triunfo certero
con tus manos en mi cuello
esperando la muerte al alba de tu cama
no se suponía que yo te amara.

Escrito por gisella ballabeni

1975. Egresada de la carrera de Comunicaciones en Toulouse Lautrec en Lima-Perú. Actualmente se dedica al Marketing y Comunicación en Redes. Invitada al encuentro académico y literario “Spanish and Latin American Voices in Oxford” en la Universidad de Oxford en Inglaterra. Cuentos publicados: “Agente 486” en La Tentación de Escribir y “Me Tengo que Ir” en Sexo al Cubo (Antología de 27 relatos escritos por mujeres en Perú). Su propuesta tanto narrativa como poética está íntimamente relacionada a la sexualidad y al cuerpo femenino.
A %d blogueros les gusta esto: