a ti, por la primera letra, una L alzada al cielo

 

1
Podría decir que te besé bajo la lluvia:
sin embargo, adentro del auto
las gotas no nos mojaban.

Ahí las gotas dibujaban uno o dos caminos en el cristal.

En uno nos besamos bajo la lluvia
y sí nos mojaba.

Entonces yo pasaría mi mano por tu cabello húmedo
y tú pensarías en mi cabello rizado
como se piensa en los caracoles.

Te prometo que las risas no faltarían.
Eso tenlo por seguro.

En otro camino posible no llovía
y sólo te besaba:
no importaba el auto o la lluvia,
importaba que tú y yo estábamos ahí,
frente a frente,
hablando de cualquier cosa,
pensando en la música de la radio,
en los años que pasan,
en los caminos por los que te lleva la vida,
pensando en todo menos en que al final
nos íbamos a besar.

Bueno, qué te puedo decir.

Podría decir que te besé bajo la lluvia,
pero adentro del auto no llovía.

 

 
2
Siempre se trató de una risa
contenida entre los labios:
nos reímos tanto juntos
que de tanto y tanto
nuestros labios se juntaron
para reír al mismo tiempo.

 

 
3
Es imposible engañar al tiempo.

Alguna vez pensé en besarte
como se piensa en el vuelo de las aves.

Los primeros hombres querían volar
y no pudieron.

Por eso inventaron los aviones.

Alguna vez pensé en besarte
como se piensa en los aviones.

Qué bonita es la lluvia
y qué bonito es ver el cielo, las nubes,
los aviones, las aves
y pensar en que algún día
algo nos hará volar de otras formas.

Escrito por Luis Fernando Rangel Flores

Es Licenciado en Letras Españolas por la Universidad Autónoma de Chihuahua. Actualmente es miembro del comité organizador del Encuentro Nacional de Escritores Jóvenes Jesús Gardea y editor de la revista Metamorfosis. Es autor de Hotel Sputnik (Tintanueva, 2016), con el que obtuvo mención honorífica en el Premio Nacional de Poesía Rogelio Treviño 2015 y de Poemas para un Lugar Común (ICM, 2018). Textos suyos aparecen en revistas como Tierra Adentro, Himen, Hybris, Morbífica, Círculo de Poesía, entre otras, así como antologías de cuento breve. Recientemente obtuvo el Premio Estatal de Poesía Joven Rogelio Treviño, segundo lugar en el Premio Nacional Sergio Pitol de Relato y fue becario del Noveno Curso de Creación Literaria para Jóvenes de la F, L, M, así como del FOMAC en el periodo 2018-2019 en el área de Jóvenes Creadores. Forma parte del consejo editorial de Sangre ediciones.