Nos llueve alegremente
los fosfenos  gotean sobre las manos

pero basta abrir los dedos
soltarnos los ojos
al punto de creer que somos tontos
que nos defendemos
o que el agua es otra
hoy en día

 

 

 

 

 

Ilustración  robada (y achicada por motivos de formato ) de e_c_c_o

 

Escrito por Salenka Chinchin

(Quito, 1998)